¿Un país, dos sistemas?

Cuando se viaja a China, es fácil sorprenderse al ver la mezcla de capitalismo y comunismo. En la revista del avión, los anuncios de coches y hoteles de un lujo casi inconcebible se mezclan con artículos acerca de Mao Ze Dong y las ideas comunistas. En toda China parece haberse aplicado aquella frase que el Pequeño Timonel (Den Xiao Ping) inventó para Hong Kong: “Un país dos sistemas”. O su variante popularizada en España por Felipe González: “Gato blanco, gato negro, lo importante es que cace ratones.”

Sin embargo, el asombro ante este contraste tiene su origen en diversos equívocos.

El primero consiste en pensar que en algún momento de la historia de China ha existido una sociedad comunista: es más probable que esa sociedad comunista haya existido en los legendarios tiempos mitológicos que en el siglo XX. Para calibrar lo absurdo de esa pretensión bastará con recordar que no hay ninguna prueba concluyente de que haya existido algún tipo de comunismo primitivo, a pesar de ser tantos quienes hablan de ella: Platón, Rousseau, Marx, los taoístas, algunos modernos antropólogos… Si la existencia del comunismo primitivo es improbable, la del comunismo chino del siglo XX es simplemente un absurdo, al menos si entendemos “comunismo” como comunidad de bienes, gobierno del pueblo o cosas semejantes.

Lo que existió en la segunda parte del siglo XX en China y que todavía se mantiene, aunque ahora muy suavizado, es un estado totalitario que administraba la sociedad como lo hicieron los emperadores, es decir, a su antojo. La diferencia es que los dirigentes comunistas chinos han sido más sanguinarios que cualquier emperador de los últimos 500 años.

Esa es la primera parte del equívoco: la absurda idea de que en China existió en el siglo XX una sociedad comunista, entendiendo por comunismo su definición teórica original. Si por comunismo entendemos la aplicación práctica de las ideas comunistas por estados totalitarios creados en el siglo XX, a imagen y semejanza de la Rusia Soviética de Lenin, entonces sí, en China ha existido y sigue existiendo comunismo.

Los dirigentes chinos comunistas han sido más sanguinarios que los emperadores de los últimos 500 años Click To TweetLa segunda razón de que nos sorprenda el contraste capitalismo/comunismo se debe a la imagen que tenemos del comunismo según Mao Ze Dong. En esa imagen vemos a todo el mundo vestido de la misma manera, con trajes azules (incluidos los propios dirigentes comunistas) o el hecho de que hasta hace no mucho no existiera en China ningún tipo de lujo, excepto tras los muros de las casas de los dirigentes comunistas: ni coches, ni mesas suntuosas, ni nada de nada. Como es obvio, se trata de nuevo de una imagen de la propaganda, pues Mao vivía a todo lujo en el antiguo palacio de los emperadores: la Ciudad Prohibida.

Así que en nuestro torpe imaginario, y debido a lo maleables que somos a la propaganda, nos hemos imaginado que China era una sociedad comunista en la que todos eran como hormigas iguales vestidas con trajes azules.

Eso probablemente sucedía hace 30 años (lo de los trajes azules), pero desde la muerte de Mao las cosas han cambiado mucho, excepto que la dictadura continúa, ahora suavizada en represión, tortura sistemática y la ejecución de más de tres mil personas cada año. Nada comparable, claro está, a los heroicos tiempos del Gran Timonel Mao Zedong, en los que los muertos se contaban por decenas o centenares de miles cada año, o incluso por millones en períodos como la Revolución Cultural o el Gran Salto Adelante.


Acerca de las ejecuciones en China hay mucha información, pero puedes consultar este informe de Amnistía Internacional, donde se explica que, según el cálculo de un importante legislador chino, quizá haya 10.000 ejecuciones al año, una cifra que convierte en ridículas todas las del resto del mundo.


[Publicado el 13 de septiembre de 2005 en Mundo Flotante]


MAOÍSMO Y COMUNISMO CHINO

Extraños compañeros de culto: Mao y Deng

Read More
La anaconda china

Read More
¿Un país, dos sistemas?

Read More
La Maomanía

Read More
Mao, Stalin y Hitler y otras comparaciones

Read More

Todas las entradas relacionadas con China: aquí

Por qué un caballo blanco no es un caballo

Read More
Xu Wei y cada momento es nuevo

Read More
Nombres que se repiten en chino

Read More
El pato de Pekín

Read More
¿Pekín o Beijing?

Read More
Mi nombre en chino

Read More
Los linternones: figuras en los tejados chinos

Read More
Mr.Lee, la respuesta china a KFC (Kentucky Fried Chicken)

Read More
Cuadernos de viaje

Read More


POLÍTICA

El santoral revolucionario

Read More
Sócrates y la ley

Read More
Koba el temible

Read More
Amos Oz: Israel y Palestina

Read More
La ciudad de las estatuas

Read More
Nazismo en Hungría

Read More
¿Una página apolítica?

Read More
La izquierda que no quiso ver

Read More
Aristóteles no dogmático

Read More
¿Dónde están los escritores soviéticos?

Read More
Antólogos, prólogos y errores

Read More
Tras las elecciones

Read More
Por qué no participo en los actos de la JMJ (obvio) y tampoco en la protesta contra los actos de la JMJ (no tan obvio)

Read More
El 15 M tras las elecciones

Read More
Prensa, televisión y revolución

Read More
John Milton y los spartoi

Read More
Defensa del error por Milton y Selden

Read More
El imaginario revolucionario

Read More
John Milton y la libertad de imprenta

Read More
El mandato del cielo

Read More
Mao, Stalin y Hitler y otras comparaciones

Read More
Daniel Tubau

Read More
¿Dónde está la izquierda?

Read More
sí pero no/no pero sí

Read More
Política y sociología

Read More
Entre la ética y la estética

Read More
La ética de la estética

Read More
Hágase la ley y muera yo

Read More
Orgía y utopía

Read More

Democracia e imperio

Read More
Unidad europea y separatismo

Read More
Explicar y justificar: Isaiah Berlin

Read More
Moral holista

Read More
La izquierda en la balanza

Read More
Volver a empezar

Read More
Entrevista a Martin Amis

Read More
Escepticismo y credulidad

Read More
Ética y política en Aristóteles

Read More
¿Programas o personas?

Read More
Expertos y marxistas

Lenguaje de expertos /2


Read More
Anecdotario de una campaña electoral

Read More
El pueblo no existe (y la gente tampoco)

Read More
El legado de Europa

Read More
La comprensión no implica justificación moral

Read More
La importancia de lo superfluo

Read More
Patria

Read More

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *