Wang Wei en la Casa Encendida

Hace unos días fui con mi amigo Aitor a la Casa Encendida a un recital dedicado a los Poemas del río Wang.

Los poemas del río Wang es una obra escrita por Wang Wei y su amigo Pei Di. Los dos amigos pasaron una temporada cerca del río Wang y escribieron 20 poemas cada uno, con los mismos temas y títulos.

Entre los cuarenta poemas escritos por los dos amigos hay uno que se titula El cercado de los ciervos, que hace unos años fue el origen de un experimento o juego poético que hice con varios amigos. El juego quedó interrumpido precisamente cuando más interesante estaba la cosa, pues yo reservaba alguna sorpresa que al final quedó sin desvelar.

En fin, que este es un buen momento para retomar el juego.

Lo voy a poner en marcha otra vez desde el principio, así que puedes jugar, lector, si te apetece. Para que la cosa no se quede parada, pondré plazos para cada fase. La primera fase tiene de plazo hasta final de mes. Quienes ya hayan jugado en estas primeras fases pueden volver a hacerlo o esperar a que lleguemos a la fase en al que se quedaron.

Me gustaría insistir en que esto es un juego para pasar el rato, nada serio, porque sé que hay lectores que se cortan y no participan en los juegos que propongo. Supongo que porque son tan tímidos como yo (pero yo participo en los juegos míos y ajenos), o porque tienen un exagerado sentido de la dignidad o del amor propio (de lo que hay que librarse cuanto antes como de la peste). Este diario digital no mide ni compara ni califica a nadie, ni todas esas actividades presuntuosas a las que parecen tan aficionadas algunas personas inteligentes y que tanto abundan no sólo en la prensa escrita, sino también en la red.

Puedes encontrar el planteamiento del juego en este vínculo: El juego de Wang Wei

[pt_view id=”30296a4b36″]