• La enfermedad y las mujeres

    Cuaderno del Mayab (México) /4

    Tan preocupado estaba por mis males, ni siquiera he comentado el tiempo que hacía en México. Venía del invierno madrileño, que ya no es lo que era antes, pero que sigue siendo frío en diciembre, y llegué a algo que se encontraba entre primavera y verano. Lo habitual, según supe, era que hiciese más calor, pero estábamos bajo una ola de frío, es un decir. Cuando el cielo se despejaba, el calor aumentaba y en algunos lugares, como Uxmal, llegaba a resultar difícil de soportar. Decidí ir a Isla Mujeres porque no me parecía interesante permanecer más tiempo en Cancún y, porque antes de internarme en Yucatán prefería estar un poco…

  • Viaje a Isla Mujeres

    Cuaderno del Mayab (México) /2

    Temprano en la mañana me desperté el día 10 de diciembre de 1995. Sin dolor de estómago, con la nariz despejada. Mucho mejor. Sólo persistía un poco de tos y ese molesto oído derecho tapado, que sigue crujiendo de vez en cuando, sobre todo cuando mastico. Mi plan era ir a Isla Mujeres, pero primero desayuné en el mismo lugar que ayer y cambié dinero (no me aceptaron 100 $ descoloridos, espero que no sean falsos, o al menos que me los cambien en otro sitio). Volví al hotel, pagué, avisé que volvería el 18 o así y me fui con la mochila para tomar el autobús a Puerto Juarez…

  • Un comienzo accidentado

    Cuaderno del Mayab (México)

    Cuando llegué al Aeropuerto de Cancún el 8 de diciembre de 1995, estaba un poco preocupado porque no tenía hotel y ya era de noche. Además, la noche anterior había salido de fiesta con mis compañeros de la productora de televisión, enrte ellos Chapis, Víctor y Juanjo, y a penas había dormido dos horas. Percibía también los síntomas de algo que parecía un resfriado, aunque Juanjo me dijo que solo era «la famosa gripe del viajero», que enseguida desaparecería, en cuanto llegara a México. Durante el vuelo, con escala en Miami, apenas dormí unos minutos. Hay muchos italianos en el vuelo, que aplauden cuando el avión aterriza, tanto en la…