• El Madrid de las luces difusas de Manuel Valera y Valle Inclán
    La cicatriz de Ulises /12

    Hace casi un año, el 20 de diciembre de 2012 Manuel Valera y yo hicimos una doble presentación de libros en la Librería Lé. Manuel presentó Recuerdos de la era analógica y yo presenté La última maravilla de Alicia. Aunque escribí una presentación para su libro, una vez en la librería enseguida me desvié hacia asuntos no previstos, como debe suceder en una verdadera charla. Ahora he rescatado el texto preliminar y lo publico aquí, en La cicatriz de Ulises, porque tiene mucho que ver con los últimos episodios de este serial y con ese recorrer las ciudades como si fuesen novelas. He eliminado en esta versión las preguntas que tenía previstas…

  • El menardismo de Recuerdos de la era analógica

    Muchos lectores consideran que Recuerdos de la era analógica, es un texto de ciencia ficción; otros lectores creen que es un ensayo encubierto, pero los antólogos del siglo 25, que han rescatado esos textos de nuestro presente, consideran que pertenecen a la gran corriente del realismo literario y en concreto “al antiguo género realista llamado ciencia ficción: naves espaciales, congresos intergalácticos, mundos digitales y autómatas”. Es decir, Recuerdos de la era analógica muestra un mundo que en el siglo 25 será pura cotidianidad y, por tanto, no pertenecerá al género de la fantasía o la ciencia ficción, sino como mucho al llamado «realismo prospectivo». Como se ve, como dije en El Mahabharata…

  • Pierre Menard, autor de Ficciones

    En El Mahabharata y otras obras del tiempo mostré cómo el Tiempo escribe sus propios libros. Sin embargo, el ejemplo más notable de la escritura del tiempo es el menardismo. Aunque Pierre Menard es bastante conocido, creo que pocos estarán familiarizados con su aportación al arte moderno, así que me permitiré copiar un artículo de la Enciclopedia abreviada del arte paralelo, que he encontrado en el Museo de los Mundos Posibles:  “El menardismo, o la técnica del anacronismo deliberado, es una teoría estética que nació en la literatura. El nombre procede del escritor francés Pierre Menard (1872-1939), quien a inicios del siglo XX se propuso escribir de nuevo el Quijote…

  • Los salones digitales

    Hace unos días comparé los blogs y las páginas web con los antiguos salones (¿Son los blogs como los antiguos salones filosóficos?). Creo que es una comparación interesante, que permite acercarse mejor el mundo web, al contemplarlo desde un punto de vista diferente a la metáfora habitual con un libro.  Casi todo nuestro conocimiento es metafórico y la verdadera utilidad de las metáforas y las comparaciones es que nos permiten conocer algo nuevo al anclarlo a algo ya conocido. Por eso en el delicioso libro indio Las preguntas de Milinda, en el que discuten el sabio budista Nagasena y el rey greco-indio Milinda (Menandro), cada vez que el griego tiene una…

  • The Host y la verosimilitud

    En Las leyes del relato dije: «El mismo espectador que acepta como verosímiles los viajes a la velocidad de la luz, un instituto para magos que existe en un plano paralelo al mundo ordinario o una extraña civilización llena de orcos, hobbits y elfos, no aceptará algo tan sencillo como que un hombre normal y corriente pueda arrojar a su enemigo al otro lado de la Quinta Avenida con sólo la fuerza de su brazo (Las paradojas del guionista, 75).» Ahora bien, la cosa cambia si ese hombre normal y corriente ha recibido una descarga de rayos gamma y, en realidad, es la Masa. Escenas de ese tipo se pueden ver en la…

  • Asesorías y cursos de guión

    Las asesorías y cursos de guión individuales se adaptan a las necesidades del alumno. Puede tratarse de asesorías de cortometraje, largometraje o creación de formatos de televisión, pero también de cursos de guión. Con el fin de ocuparme de cada alumno de manera conveniente, a lo largo del año acepto un número de alumnos muy limitado, siempre en fechas que tanto al alumno como a mí nos permitan estar seguros de que podrá aprovechar bien las clases y trabajar en sus proyectos.  En  los cursos y talleres puen tener clases virtuales o presenciales. Las clases presenciales pueden tener lugar en Madrid y, según la ocasión, en Barcelona (en algunos casos,…

  • El cine antes del cine: Muybridge

    ENSAYOS SOBRE EL CINE PRIMITIVO

    El guionista Jean Claude Carrière, que trabajó con Luis Buñuel en películas como Belle de Jour, El discreto encanto de la burguesía o Ese oscuro objeto del deseo, decía que el cine existió mucho antes de su nacimiento oficial. Existía ya en la prehistoria, porque hay que suponer que los trogloditas soñaban, y soñar no es otra cosa que proyectar una película en el interior de nuestro cerebro. No se trata de una idea romántica o una metáfora, sino de una descripción que cualquier persona, si ha prestado un poco de atención a sus sueños podrá confirmar. Y no sólo existía el cine durante el sueño, “el cine de las…

  • LA ILUSIÓN PERFECTA: Jerome Perceval

    Durante unos días de descanso en Yunnan, en el sur de China, estuve pensando acerca de la crítica literaria, una actividad que he desarrollado de manera cada vez más intensa, primero gracias a mi Biblioteca Imposible  y después con la Ilusión imperfecta. Mis reflexiones sin duda fueron provocadas por la reciente publicación de mi relato Jerome Perceval, el crítico voraz en la antología El camino de los mitos IV. No se trata de un cuento reciente, ya que lo escribí en 1984. Entre la primera versión y la última, publicada más de veinte años después, la principal diferencia es un episodio relacionado con la mitología griega, que intenté escribir respetando…

  • El almanaque de Taniguchi

    Viene esta entrada a cuento no de un cuento, sino de un comic, porque esta mañana, el último premio Ausias Marc de poesía (mi padre), me intentó llevar al cajón alternante de los que prefieren el simbolismo, la fantasía o lo la ficción al realismo y lo cotidiano. Pero yo no me dejé, porque me gustan las dos cosas. Una prueba de que me gusta el realismo es que hace poco tuve que interrumpir la lectura de un cómic japonés de Jiro Taniguchi llamado El almanaque de mi padre, porque me puse a llorar a la cuarta página, como le sucedió a mi hijo Bruno. Es un cómic sin estridencias,…