Jerome Perceval

  • ¿Es posible la multitarea?

    Hace un tiempo publiqué un artículo llamado «Como tener buenas ideas entendiendo mal las cosas», en el que hablé de los problemas que tuvieron los primeros traductores simultáneos, porque parecía imposible que se pudieran hacer dos o tres tareas a la vez: escuchar en un idioma, traducir en otro y, al mismo tiempo, no dejar de escuchar la siguiente frase. Jorge Maqueda me hizo un simpático comentario en el que me señalaba que hay más mujeres que hombres que se dedican a la traducción simultánea y que ello se debe a que «ellas, no solo dos, pueden hacer varias cosas a la vez». Yo le respondí con un largo comentario en…