El buscador ególatra y eGOOGLE: herramientas para el ego

Acabo de darme cuenta de que hace tiempo que se cayeron de esta página los inventos de Walter Ego: el fabuloso buscador ególatra…

…y el increíble buscador eGOOGLE, que en lo que se refiere a ti funciona mucho mejor que su conocido rival.

 

Haz clic en los enlaces

Pronto recuperaré también la página de Walter Ego y mejoraré su configuración.

 

************

2013: aunque a primera vista parece que el buscador ególatra no funciona, insiste al pasar la flecha del ratón sobre el icono hasta que veas una mano, y entonces haz clic.

(2019: el Buscador Ególatra no funciona actualmente, pero eGoogle sí.)

***********

losgrandesinventosdetubau

El buscador ególatra y eGOOGLE: herramientas para el ego

Acabo de darme cuenta de que hace tiempo que se cayeron de esta página los inventos de Walter Ego: el fabuloso buscador ególatra… …y el increíble buscador eGOOGLE, que en lo que se refiere a ti funciona mucho mejor que … Sigue leyendo

Leer Más
Cómo arreglar cosas rompiéndolas

Resulta que hojeando El lenguaje de las células, de Claude Kordon, leí esta interesante reflexión: “La misteriosa eficacia de los electrochoques se debe probablemente a su capacidad de romper brutalmente estos equilibrios sustitutorios que han alejado al organismo de los … Sigue leyendo

Leer Más
LOS GRANDES INVENTOS DEL TuBaU

|| Cómo sujetar unas suelas recién pegadas

Quizá nos hemos hecho con unas botas de cuero a buen precio, pero tal vez enseguida descubrimos que es difícil mantenerse sobre ellas sin resbalar: necesitamos ponerles lo que los zapateros llaman “tapas y medias suelas”. Es posible que hayamos … Sigue leyendo

Leer Más

Inventario, de Daniel Tubau

INVENTARIO

|| Búsqueda azarosa

Me gusta mucho la búsqueda azarosa. Encontrar cosas no previstas. Ahora (2003) en la Biblioteca suelo buscar los libros con el ordenador y no consulto los ficheros manuales. Cuando sólo había ficheros manuales, solía consultarlos de manera aleatoria. Me ponía … Sigue leyendo

Leer Más
Un enlace casual en Google

  Creo que en algún lugar de esta web he contado el proceso azaroso que seguía hace años en la Biblioteca Nacional para encontrar libros inesperados. Como no estoy seguro, lo cuento de nuevo. Resulta que nos movemos en círculos. … Sigue leyendo

Leer Más
Los dioses de Khemi
Comparación Automática 001

Esto es una comparación automática que escribí tras leer el texto publicado por Jaime E. Cabria en su página dedicada a los dioses de Khemi: La página de Ptah Es sólo un juego, sin ninguna pretensión de rigor o corrección, aunque … Sigue leyendo

Leer Más
Cambiar de tema para aprender mejor

Según ciertas investigaciones, la mejor manera de aprender algo es estudiándolo y luego yéndose a dormir. De este modo, según parece, se fijan mejor los conocimientos. Yo sostengo la teoría de que no sólo durmiendo, sino también cambiando de tema … Sigue leyendo

Leer Más
Cómo descifré anoche el disco de Phaistos antes de irme a bailar

En mi deseo de contribuir al avance del conocimiento, como ya hice cuando mostré cómo enviar un mensaje a mayor velocidad que la de la luz, y queriendo dejar testimonio para la posteridad del proceso creativo del descubrimiento científico, intentaré … Sigue leyendo

Leer Más
Fantasías científicas de ayer y hoy presenta…

Desde hace tiempo vengo anunciando que abriré en mi sitio web unas secciones dedicadas a la ciencia y al escepticismo. Que hablaré de la ciencia, de la cuasi ciencia y de la pseudociencia. Que algo no sea ciencia no implica  … Sigue leyendo

Leer Más
La profesión de escaparatista

COSAS QUE SIEMPRE HAN EXISTIDO

Una de las cosas más graciosas que conozco es la insistencia en decir que lo que pasa ahora no ha pasado nunca antes: “Ahora los jóvenes ya no saben hablar”, “La música de ahora es sólo ruido”, “Nuestra sociedad es … Sigue leyendo

Leer Más
Cómo salir de los círculos cerrados

En la adolescencia adquirí la sana costumbre de anotar ideas o comentarios en los márgenes de los libros. En muchas ocasiones severos lectores me regañaban por «estropear así» los libros. Yo no sabía qué responder, pero seguía anotando en los … Sigue leyendo

Leer Más
Cómo vivir más tiempo

Muchas personas se preguntan cómo se puede vivir más tiempo, disfrutar de más años de vida. Aquí voy a ofrecer algunos consejos para ganar más años de vida, mas meses, más horas y más minutos. Viajes en coche Se suele … Sigue leyendo

Leer Más
Cómo descubrí cómo Teseo escapó del laberinto poco después de leer a Borges

Estaba el otro día, que en este caso es ayer, leyendo el cuento de Borges El jardín de senderos que se bifurcan, que trata de laberintos que se comparan con el universo, cuando, intentando describir un laberinto más complejo de lo habitual, … Sigue leyendo

Leer Más
La Regla del 9 contra el perfeccionismo

Cuando estuve en 2015 en Sao Paulo en los Encontros de cinema, me hicieron una entrevista al terminar el coloquio, que ahora he dividido en dos o tres bloques. En esta primera parte, hablo de mis inicios como guionista y … Sigue leyendo

Leer Más
El genio no nace, se hace

Que yo sepa, no se conoce ningún caso de genio que no haya necesitado hacerse, más allá de algún matemático, algún músico  o alguna persona dotada para ciertas operaciones mentales, que casi siempre combina su genialidad en ese terreno con el … Sigue leyendo

Leer Más
El himno de batalla de la madre tigre

La inteligencia a menudo se ha comparado con capacidades medibles mediante pruebas y test de inteligencia y hoy en día casi todo el mundo acepta que si alguien tiene muchos puntos en su C.I. (IQ en inglés) eso significa que … Sigue leyendo

Leer Más
Hacer algo o nada

Una cita de Samuel Johnson, al que se consideraba hasta hace poco el autor más citado del mundo (quizá solo por detrás de Shakespeare): «El que aguarda para hacer mucho de una sola vez, nunca hará nada». La idea casi … Sigue leyendo

Leer Más
Impronta

Escribí hace un tiempo (en 2004): Marcos, el autor de la página Marcóticos lleva mucho tiempo blogianamente inactivo. Desde aquí le animo a que suba cada día un  parrafito de cualquier cosa, para mantener la fidelidad de sus lectores, que … Sigue leyendo

Leer Más
Cómo tener buenas ideas entendiendo mal las cosas

Hace un tiempo tuve una conversación con mi amigo Bernard M’ba acerca de los traductores automáticos que desde hace un tiempo está popularizando Google, ya se trate de traducción simultánea, de  textos en Internet o de subtítulos automáticos en Youtube. … Sigue leyendo

Leer Más
El futuro en el presente: retroproyección futura

 Hace muchos años empecé a aplicar un método (al que todavía recurro alguna vez) que es muy semejante a la prognóstica aplicada, la ciencia que se ocupa de la predicción del futuro. Mi método tiene similitudes también con el análisis … Sigue leyendo

Leer Más
Nuevos lenguajes y creatividad

Hace unas semanas asistí como alumno y profesor a un taller, encuentro o clinic en #SantillanaLAB, invitado por Fernando Herranz Mayoral y Juan Carlos Pérez. Estuve allí como alumno porque compartí aquella sesión con personas de diversas profesiones, con las que … Sigue leyendo

Leer Más
Las comparaciones no son odiosas

En  “Un enlace casual en Google” conté cómo llegué de manera azarosa a una página dedicada a los dioses de Khemi. Cuando lo leí me vinieron a la memoria algunos mitos griegos semejantes a los que cuenta Jaime E. Cabria … Sigue leyendo

Leer Más
Cómo transmitir información a mayor velocidad que la de la luz…

… gracias a la paradoja EPR (Einstein-Podolsky-Rosen) Voy a proponer una idea para transmitir información a una velocidad mayor que la de la luz. En primer lugar, hay que recordar que para la teoría física actual no existe la posibilidad … Sigue leyendo

Leer Más
La primera impresión es la que cuenta…

¿Por qué casi todo el mundo tiene una gran confianza en su intuición? Para expresarlo con más precisión: ¿por qué a la casi todas las personas les resulta tan difícil darse cuenta de la poca fiabilidad de su intuición, a … Sigue leyendo

Leer Más

 

Cómo arreglar cosas rompiéndolas

Resulta que hojeando El lenguaje de las células, de Claude Kordon, leí esta interesante reflexión:

“La misteriosa eficacia de los electrochoques se debe probablemente a su capacidad de romper brutalmente estos equilibrios sustitutorios que han alejado al organismo de los comportamientos adaptativos habituales. Al desestructurar combinaciones complejas de intercambio de señales, podemos pensar que éstas volverán a recomponerse de forma distinta, un poco como si apostásemos que un ruido violento pudiese ayudarnos a recordar intacta una melodía deformada por nuestra memoria”.

Cuando lo leí, se me ocurrieron varias cosas, pero me temo que se me han olvidado casi todas. Intento recordarlas al escribirlas:

1) Aunque la metáfora del ordenador en relación con el cerebro ya no es aceptada, en esto sí parece haber una coincidencia: a menudo, la única manera de arreglar un problema con el ordenador o con el reproductor de DVD es apagarlo y volver a encenderlo. En el caso de mi DVD, ni siquiera sirve apagarlo, sino que hay que desenchufarlo y volverlo a enchufar.

2) Precisamente, parece que este es el origen o uno de los orígenes más plausibles de la palabra hacker: para conseguir que los primeros ordenadores funcionasen, a menudo el método consistía en darles un golpe seco en el costado, a lo que llamaban hackear. (Lo cuento en detalle en Uso y abuso de los hacker).

3) Según parece, o al menos eso se dice en las películas y en los cómics, cuando a uno le dan un fuerte golpe y pierde la memoria, la manera de recuperarla es que le den otro fuerte golpe. De este modo, se supone, el sistema se reordena y se recoloca o reconstruye, como hace mi reproductor de DVD.

4) Quienes sufrimos, y mucho, migrañas y dolores de cabeza, sabemos que a menudo se nos quitan con los métodos más extraños. Oliver Sacks cuenta en Migraña algunos de ellos: eructar, gritar, mascar, darse un golpe, eyacular, etcétera. No sé si esto tiene relación o no con el asunto, creo que sí. Es como si una conmoción más o menos violenta (como la del electroshock) nos sacará de dónde estábamos atascados. Lo que sí me parece claro es que hackearse el cráneo (darse golpes) no suele funcionar. Pero creo que sí funciona gritar, como he hecho yo esta mañana tras leer el texto de Kordon, y me parece haber sentido cierto alivio. Tal vez esto tenga relación con aquello de la tarantela, que se bailaba para librarse del veneno de la tarántula (aunque tal vez se expulsaba con el sudor).

5) También está bastante claro, que muchas de las migrañas se quitan y sólo se quitan durmiendo. Es decir, apagando el sistema y volviéndolo a encender. Lamentablemente la que me atacó estos últimos días sobrevivió a dos o tres desconexiones.

6) Al revisar este artículo, he recordado otra situación en la que la desconexión es importante. Tiene que ver precisamente con la memoria. Cuando una fuerte conmoción emocional te impide recordar algo, como el número de la tarjeta de crédito o del carné de identidad, a veces el esfuerzo por recordarlo solo sirve para complicar más y más las cosas y acabar mezclando todos los números y, por ejemplo, perder la tarjeta al escribir tres veces un número equivocado. La única solución es reiniciar de alguna manera el sistema, pensar en otra cosa, dejar de intentar recordar el número, hacer algo inesperado o sorprendente o sencillamente esperar diez minutos. Después, cuando has conseguido no pensar en ello durante un rato, regresas al cajero y el número se presenta a tu mente con claridad y sin aquella confusión: a pesar de que creías que lo habías olvidado para siempre, ahora viene a ti sin ninguna dificultad.

Pues esto es todo lo que recuerdo haber pensado acerca del asunto.

[La alusión a los electrochoques no significa que Claude Kordon (que yo sepa), ni yo mismo, estemos de acuerdo en el empleo de dicho tratamiento, que a pesar de sus beneficios parece ser en exceso brutal como para ser aplicado, y cuyos efectos secundarios pueden ser peores que esos beneficios, según creo. Aunque en la actualidad ya no se aplica con la misma alegría inconsciente de los años 60 o 70, al parecer hay casos en los que sirve de ayuda y al menos un  millón de personas siguen tratamientos con electrochoques. En cuanto a lo de las migrañas, hace poco vi un aparato que daba pequeñas descargas eléctricas y estuve tentado de comprarlo. No lo hice y ahora ya no tengo esa tentación porque en los últimos años me han desaparecido las migrañas casi por completo, excepto, creo, en primavera]

 [Publicado el 17 de junio de 2004 en Mazda, bajo el epígrafe “Fantasías teóricas de ayer y hoy presenta….”]

*******

*******

Hipótesis y teorías bastante extravagantes

Error: puede que no exista la vista de e379553w5r

losgrandesinventosdetubau

Algunos de mis inventos

Error: puede que no exista la vista de e379553w5r

LOS GRANDES INVENTOS DEL TuBaU

|| Cómo sujetar unas suelas recién pegadas

craven-botas-DanielTubauQuizá nos hemos hecho con unas botas de cuero a buen precio, pero tal vez enseguida descubrimos que es difícil mantenerse sobre ellas sin resbalar: necesitamos ponerles lo que los zapateros llaman “tapas y medias suelas”.

Es posible que hayamos cometido el error de encargar la tarea a un zapatero remendón sin preguntarle el precio, con lo que acabaremos descubriendo que el precio de la bota crece de manera asombrosa. Si tenemos la prudencia de preguntarle cuánto nos va a cobrar antes de dejar las botas en sus manos, su respuesta nos llevará en muchos casos a decidir tirar esas botas viejas y comprar unas nuevas.

Si, además, la tarea está mal hecha y las suelas se despegan al poco tiempo. ¿Qué hacer? ¿Comprar otras botas? ¿Volver al zapatero?

Lo mejor es el Duityurself. Hazlo tú mismo.

Las medias suelas cuestan (en España) 1 euro o 1 euro 50, además de la cola de contacto, que tal vez conservamos desde la faena anterior. Incluso es posible que podamos ahorrar algo reciclando las suelas de unas botas anteriores.

Una vez en nuestro poder las suelas, que quizá las hemos tenido que recortar un poco para adaptar a la bota, el secreto es bien sencillo: limpiar la planta del zapato y la suela, poner cola de contacto en ambas superficies y esperar un poco antes de unirlas.

Un error frecuente es unir las superficies inmediatamente, o poner cola de contacto sólo en una de ellas, olvidando que se trata precisamente de cola de contacto.

Pero el gran problema es cómo sujetar las dos superficies para que el trabajo no sea en balde y las suelas, de nuevo, se nos despeguen en cuanto caiga la primera tormenta, o tras pasar demasiadas horas sacando viruta a la pista de baile.

Lógicamente, la idea de pasarse tres horas con las botas en la mano apretando la suela para que se unan las dos superficies resulta poco apetecible.

Hay diferentes métodos, pero yo me inclino por el que se ilustra a continuación:

Botas en reparaci�n

 Las pinzas de la ropa son, en efecto, una excelente herramienta para mantener unidas las dos superficies sin cansarse sujetándolas durante mucho rato.

 Botas en reparaci�n

 Aunque en la foto se pueden apreciar dos pinzas de madera, es preferible que sean de plástico, no sólo por sus alegres colores, sino porque no se quedan pegadas al cuero con las rebabas de la cola de contacto

Botas en reparaci�n

 Detalle de la reparación. Si en vez de dos o tres horas se piensa tener la bota con las pinzas durante más tiempo, es recomendable interponer entre estas y el cuero un trocito de tela para que no queden marcas posteriormente

 

Botas en reparaci�n

 En la imagen se puede apreciar el trabajo desde otro ángulo. Nótese que la zona central de la media suela (la parte negra iluminada) no queda sujeta, por lo que conviene presionarla de vez en cuando (o fijarla transitoriamente con cinta americana). En cuanto a la tapa o suela del tacón, no es posible el uso de pinzas, por lo que es recomendable fijarla en un momento anterior o posterior, recurriendo a otros métodos, como el de poner la bota en su posición de calzado e introducir un bote de mermelada o una lata muy pesada dentro, de tal manera que ejerza un cierto peso sobre el tacón.

 


 [Publicado por primera vez en Salón digital el 8 de mayo de 2010]

losgrandesinventosdetubau

El buscador ególatra y eGOOGLE: herramientas para el ego

Leer Más
Cómo arreglar cosas rompiéndolas

Leer Más
LOS GRANDES INVENTOS DEL TuBaU

|| Cómo sujetar unas suelas recién pegadas


Leer Más

Inventario, de Daniel Tubau

INVENTARIO

|| Búsqueda azarosa


Leer Más
Un enlace casual en Google

Leer Más
Los dioses de Khemi
Comparación Automática 001

Leer Más
Cambiar de tema para aprender mejor

Leer Más
Cómo descifré anoche el disco de Phaistos antes de irme a bailar

Leer Más
Fantasías científicas de ayer y hoy presenta…

Leer Más
La profesión de escaparatista

COSAS QUE SIEMPRE HAN EXISTIDO


Leer Más
Cómo salir de los círculos cerrados

Leer Más
Cómo vivir más tiempo

Leer Más
Cómo descubrí cómo Teseo escapó del laberinto poco después de leer a Borges

Leer Más
La Regla del 9 contra el perfeccionismo

Leer Más
El genio no nace, se hace

Leer Más
El himno de batalla de la madre tigre

Leer Más
Hacer algo o nada

Leer Más
Impronta

Leer Más
Cómo tener buenas ideas entendiendo mal las cosas

Leer Más
El futuro en el presente: retroproyección futura

Leer Más
Nuevos lenguajes y creatividad

Leer Más
Las comparaciones no son odiosas

Leer Más
Cómo transmitir información a mayor velocidad que la de la luz…

Leer Más
La primera impresión es la que cuenta…

Leer Más