El alimento de los dioses

Daniel, detective bíblico

Daniel- 473px-Michelangelo_Buonarroti_026

En No tan elemental cuento algunas de las hazañas detectivescas de Daniel, como dos que recordé en la presentación que hice junto a Carlos García Gual en la librería Rafael Alberti. Es interesante señalar que tanto la historia que cuento en el vídeo como la de Susana y los viejos son consideradas apócrifas por los judíos y por muchos protestantes.

Daniel es uno de los cuatro profetas mayores para los cristianos, junto a Isaías, Jeremías y Ezequiel, aunque no lo es para los judíos. Al leer sus andanzas es fácil tener al impresión de que se trata de un personaje que va más allá de los fines religiosos y que debió ser una especie de truhán o astuto aventurero al estilo de Ulises, Simbad o Nasrudín.

Lo curioso del personaje de Daniel es que reúne muchas de las habilidades de un detective como Sherlock Holmes, pero también de un adivino o un intérprete de sueños de sueños; es también un criptógrafo, que sabe descifrar las palabras que se le aparecen al rey Nabucodonosor y, además, es capaz de sobrevivir en un foso junto a asiete leones.

Aunque en la presentación dije que la historia trascurre en tiempos de Nabucodonosor, en realidad tuvo lugar cuando ya Ciro había conquistado el reino babilonio, cumpliendo precisamente la profecía que contenía el sueño de Nabucodonosor.

 

TRANSCRIPCIÓN DEL VÍDEO

Daniel Tubau: Hay detectives precursores, aquí (en No tan elemental) no he llegado a hablar… Lo tenía en uan primera versión: “los precursores de Holmes”, pero se alargaba mucho y se separaba de la intención del libro… Pero un precursor curioso…. bueno, Zadig de Voltaire es muy famoso…

Carlos García Gual: Dupin…

Daniel Tubau: Dupin, sí… Vidocq que era un detective auténtico… Pero hay uno auténtico, Daniel… Daniel, como yo…. el de la Biblia, era un gran detective. Tiene como tres o cuatro casos detectivescos. Os cuento uno de ellos.

Daniel vivía en Babilonia y resulta que los sacerdotes decían que Daniel adoraba a otro dios y que debían expulsarlo. Entonces Daniel dijo: “Tus sacerdotes adoran a  dioses que no existen, la comida que les dan los sacerdotes a los dioses se la comen ellos mismos”. Nabucodonosor, creo que era, dijo: “Pero, ¿puedes probar eso?” Y Daniel dijo: “Sí, vamos a poner comida en el templo y vamos a cerrar el templo a cal y canto. Y así al día siguiente veremos si los dioses se han comido o no la comida. Y entonces, efectivamente, cierran el templo y al día siguiente entran y ven que, efectivamente, la comida ha sido comida. Los sacerdotes dicen: “Lo ves? Los dioses existen. Han venido y se han comido la comida”. Entonces Daniel dice: “Eh! Un momento: fijaos en el suelo” Y entonces en el suelo Daniel había puesto ceniza (la noche anterior) y estaba todo lleno de huellas. Siguen las huellas, y las huellas van a un pequeño cuartito y allí se ve que en ese cuartito entran los sacerdotes por el otro lado del templo, se comen la comida y después se van.

Lola Larumbe: Había un sacerdote gordo.

Daniel: Exactamente. Y ese es un caso que tiene a Daniel como detective.

Daniel y Ciro en el templo de Bel descubren que no hay comida en el altar

Daniel y Ciro en el templo de Bel descubren que no hay comida en el altar


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


Sobre el libro

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 


 

Los pastiches holmesianos

marx-sherlockEn este fragmento de la presentación de No tan elemental en La fugitiva, con Juanjo de la Iglesia, se cuenta la curiosa existencia de un grupo de personas que se hacen llamar holmesianos o sherlockianos.

 [youtube width=”640″ height=”480″]

[/embed]

Continuará…


Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)



Sherlock Holmes en Bilbao

Radio Popular, con May Madrazo

Sherlock-Radio Popular Bilbao (11)Aquí puedes escuchar la entrevista que me hizo May Madrazo en Radio Popular de Bilbao a propósito de No tan elemental.Cómo ser Sherlock Holmes.


 

 


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
Amazon, La FugitivaRafael Alberti,Laie…)


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


Wyoming-No-tan-elemental


  Para saber más acerca del libro: No tan elemental, querido Holmes
Para saber más acerca de Daniel Tubau: Algunas pistas acerca del autor


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


Sobre el libro

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 


 


 

Luis de Luis Otero demuestra que no es tan elemental

Luis de Luis Otero, alias Jabez Wilson en Círculo Holmes, me ha hecho una entrevista de esas que da verdadero placer contestar. La verdad es que siempre me tomo las entrevistas con interés, como una manera de conocer mis propios libros y como una oportunidad de charlar acerca de temas que me interesan (de no ser así, no habrá escrito esos libros, claro). Pero de vez en cuando llega un entrevistador como Luis de Luis, capaz de llegar más allá de las apariencias y de descubrir cosas que a veces uno pone en los libros pensando que casi nadie lo advertirá, o que incluso descubre cosas que uno mismo no era consciente de haber puesto. Se supone que estas son dos de las grandes características que debe tener el crítico literario, ya se llame Samuel Johnson, William Hazzlit, Susan Sontag, Umberto Eco, Jerome Perceval o Jan Kott.

 Las preguntas de Luis de Luis me sorprendieron por lo inesperado y lo preciso, pues no solo descubrió algunos de los Huevos de Pascua del libro (no me refiero a los puramente holmesianos, que son los más fáciles), sino que fueron un verdadero estímulo para la reflexión. Buñuel decía que la lectura de los libros y críticas de Bazin había hecho que entendiera mejor sus propias películas. Lo mismo puedo decir de esta entrevista de Luis de Luis, que puedes leer, por supuesto, en Círculo Holmes: “Hay algo que siempre cambia en Holmes y algo que siempre permanece”.

Espero haber estado a la altura en mis respuestas y haber aportado algo interesante. A mí, después de leer la entrevista, me apetece desarrollar algunos asuntos tratados, cosa que haré en el futuro.

Continuará…


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)

 


Entradas holmesianas no tan elementales

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm



No tan elemental, de Daniel Tubau

Si ya estás leyendo No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes, haz clic en esta imagen.


Sherlock Holmes, experto en creatividad

sherlock-habitacion
Más de cien años después de su primera aventura, Sherlock Holmes nos sigue fascinando, como demuestra que la serie de la BBC Sherlock se haya vendido a más de 150 países. Pero resulta curioso que Holmes no sólo haya pasado a la historia de los detectives, sino que sea considerado precursor de ciencias como la semiótica, la criminología e incluso la química. En mi libro No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes, he propuesto que su nombre figure también entre los pioneros del estudio de la creatividad.

Hasta el siglo XX se pensaba que la creatividad era algo mágico, una misteriosa cualidad que solo algunas personas poseían, ya fuera debido al destino, a las musas o la genética. Los antiguos griegos llamaban tecné (técnica) a todas las artes, con excepción de la poesía, porque pensaban que los artistas debían crear sus obras siguiendo unas reglas, pero pasaron más de dos milenios hasta que Poincaré, Wallas o Koestler recuperaron la idea de tecné de los griegos y la aplicaron a la creatividad misma. Wallas propuso en El arte de pensar (1926) una tesis insólita: existe un proceso creativo y, además, ese proceso incluye a la musa de los poetas, es decir, la inspiración. En definitiva, Wallas, siguiendo las ideas del matemático Poincaré, propuso cuatro fases del proceso creativo:

  1. Preparación
  2. Incubación
  3. Iluminación
  4. Verificación

La iluminación es la tercera fase del proceso, no la primera, por lo que, como decía Picasso: “Es cierto que existe la inspiración, pero es mejor que te encuentre trabajando”, o, para ser más exactos: es porque has estado trabajando que llega a ti la inspiración.

Daniel Tubau- Nebrija

Daniel Tubau (fotografía de Zaida del Río Martín)

Pues bien, Sherlock Holmes sigue siempre un proceso creativo similar al de Wallas y los modernos expertos en creatividad.

En primer lugar, investiga: suele recibir la visita de un cliente, a quien interroga, extrayendo toda la información posible a la manera socrática de preguntas y respuestas. La investigación continúa en la escena del crimen, donde busca toda la información relevante: “¡Datos! ¡Necesito datos! –exclama- No puedo construir ladrillos sin arcilla”.

Cuando tiene todos los datos, Holmes se dedica a… descansar. En efecto, pasa las horas tocando el violín, paseando con Watson o fumando en su célebre pipa: “Este es un problema de tres pipas” o “de cinco pipas”, asegura, según la complejidad del problema.

Y cuando ya parece que Holmes se ha olvidado del problema, de repente es sacudido por una inspiración y advierte un detalle que le puede llevar a la solución. Esa es la inspiración que los poetas atribuían a las Musas, y que, como se ve, necesita de un largo proceso previo.

Finalmente, llega el momento de la verificación, cuando Holmes comprueba que todas las piezas encajan y descubre los errores y aciertos de su hipótesis.

Todas las fases, aunque algunos expertos añaden alguna más, son fundamentales para el proceso creativo. Los malos resultados suelen deberse a que se ha descuidado cualquiera de ellas. Por eso, como siempre digo a mis alumnos, para ser un buen escritor hace falta voluntad y trabajo, tanto en la fase de investigación como en la de revisión: ese es el verdadero camino hacia la inspiración creativa.

 


Artículo publicado originalmente en el Blog Actualidad Nebrija, de la Universidad Nebrija

En No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes, examino a fondo el proceso creativo en Holmes y sus coincidencias con las fases del proceso creativo establecidas por Graham Wallas, Poincaré, Koestler y los expertos actuales.


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


El misterioso caso de Sherlock Holmes
SHERLOCK HOLMES

En el primer número de ESKLEPSIS coincidieron la sección Sherlock Holmes y la sección Ajedrez, gracias a Raymond Smullyan y sus problem

Leer Más
Piensa como Sherlock Holmes en 12 pasos

 En la revista digital Objetivo Bienestar, me pidieron que sintetizara en 10 0 12 claves el pensamiento holmesiano. Reproduzco aquí esas d

Leer Más
No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes

Observe a su alrededor. ¿Qué es lo que ve? Probablemente nada que le llame especialmente la atención: trivialidades, insignificancia

Leer Más
Cómo ser…

Una charla en TED

Gracias a la amable invitación de Javier Villarrubia, hace unos meses desarrollé una charla TED acerca de un personaje de mil y una p

Leer Más
Tú puedes ser Sherlock Holmes

La Contra, con Víctor Amela

  Ofrezco a continuación un fragmento de la entrevista que me hizo Víctor Amela para La Contra de La Vanguardia, el 6 de agosto

Leer Más
Sherlock Holmes en La Vanguardia

La Contra, con Víctor Amela /2

Entrevista que me hizo Víctor Amela para La Contra de La Vanguardia, el 6 de agosto de 2015. Puedes leer más aquí: Tú puedes ser Sherloc

Leer Más
Susana y los viejos

Daniel, detective bíblico /2

En El alimento de los dioses conté una de las hazañas detectivescas del profeta Daniel, cuando descubrió que los sacerdotes del templ

Leer Más
Sherlock Holmes y las pisadas misteriosas

En las páginas de No tan elemental, me referí a lo que la ciencia detectivesca tiene que decir respecto a las pisadas, un asunto que tod

Leer Más
Una intuición muy entrenada

Cuando hablo acerca de la intuición y alerto a mis alumnos o a mis lectores acerca del cuidado que hay que tener con este recurso menta

Leer Más
Sherlock Holmes, el inconformista

Alexandra von Schelling en la reseña y entrevista que publicó en El mundo el 30 de enero de 2014 ("Para que Watson sea como Sherlock"),

Leer Más
Demócrito, filósofo y detective

Cuando Watson conoce a Sherlock Holmes queda sorprendido por la amplitud de los intereses de su amigo y su aparente dispersión. En Estudi

Leer Más
Las palabras y las cosas

|| Entrevista con Luis de Luis Otero /1

Luis de Luis Otero, alias Jabez Wilson en Círculo Holmes, me hizo una mágnífica entrevista en 2017 para Círculo Holmes. Como él mis

Leer Más
Sherlock Holmes, científico

Alexandra von Schelling en la reseña y entrevista que se publicó en El Mundo ("Para que Watson sea como Sherlock") proponía un destacad

Leer Más
La manera de pensar de Holmes

Carlos García Gual explica una de las diferencias fundamentales entre Sherlock Holmes como detective y los detectives e investigadores que

Leer Más
Sherlock Holmes, experto en creatividad

Más de cien años después de su primera aventura, Sherlock Holmes nos sigue fascinando, como demuestra que la serie de la BBC Sherlock s

Leer Más
Luis de Luis Otero demuestra que no es tan elemental

Luis de Luis Otero, alias Jabez Wilson en Círculo Holmes, me ha hecho una entrevista de esas que da verdadero placer contestar. La verdad e

Leer Más
Sherlock Holmes en Bilbao

Radio Popular, con May Madrazo

Aquí puedes escuchar la entrevista que me hizo May Madrazo en Radio Popular de Bilbao a propósito de No tan elemental.Cómo ser Sherlock

Leer Más
Los pastiches holmesianos

En este fragmento de la presentación de No tan elemental en La fugitiva, con Juanjo de la Iglesia, se cuenta la curiosa existencia de un gr

Leer Más
El alimento de los dioses

Daniel, detective bíblico

En No tan elemental cuento algunas de las hazañas detectivescas de Daniel, como dos que recordé en la presentación que hice junto a

Leer Más
Sherlock Holmes y la aventura de los huevos de pascua

En todo el mundo hay miles, quizá decenas de miles de holmesianos, también llamados sherlockianos. Yo mismo me puedo considerar uno de

Leer Más
Sherlock Holmes en las conferencias TED

En 2015, Javier Villarrubia me invitó a una de las célebres charlas  TED para que hablase acerca de un personaje con el que mantengo d

Leer Más
Sherlock Holmes en Monterrey

(o Cómo encontrarse a sí mismo fuera de casa)

Un problema de las búsquedas en internet es que están tan personalizadas, en función del lugar en el que estamos o de nuestras búsquedas

Leer Más
El mundo holmesiano en España

Los seguidores de Sherlock Holmes son llamados holmesianos en Gran Bretaña y Estados Unidos y sherlockianos en Francia y otros países. En

Leer Más
Algunas pistas acerca del autor

Daniel Tubau es escritor, como se deduce de la existencia de No tan elemental, pero esa es sólo una de sus profesiones. Otros títulos,

Leer Más
El mundo paranormal y Sherlock Holmes

Uno de los asuntos que más ha interesado a los holmesianos y que ha dado origen a interminables polémicas, es el de la relación entre She

Leer Más
Holmes, el hombre que nos graduó la mente

En esta descripción de No tan elemental que hizo el Gran Wyoming me gusta especialmente esa definición de Sherlock Holmes como el hombre

Leer Más
Holmes, el violinista

Las otras profesiones de Sherlock Holmes

Es muy conocida la afición al violín de Sherlock Holmes, pero muchos aficionados a las aventuras del detective tienen la impresión de que

Leer Más
Indagaciones lógicas de Sherlock Holmes

Carlos García Gual habla acerca de No tan elemental  y los procesos lógicos que emplea Sherlock Holmes en sus investigaciones. También m

Leer Más
Intuición, emoción y Sherlock Holmes

[Hace un tiempo, Lucía Guerrero me pidió que respondiera a unas preguntas para un trabajo de investigación que estaba haciendo para P

Leer Más


International

Non così elementare, come essere Sherlock Holmes

   Guardati intorno. Che cosa vedi? Probabilmente nulla di davvero interessante: banalità, sciocchezze... Le cose di sempre.

Leer Más
Alcuni indizi sull’autore

Daniel Tubau è scrittore, come si può dedurre dall’esistenza di No tan elemental (Non così elementare). Ma questa è solo una delle

Leer Más
看看您的周围 您看到了什么? 您可能没有看到什么特别的: 琐事的小事… 与往常一样

您站在福尔摩斯的角度想想 前辈的推论, 最聪明的侦探, 符号学的先驱,将科学的方法运用于日常生活中的

Leer Más
Not so elementary: How to be Sherlock Holmes

Look around you. What do you see? Probably nothing that especially catches your attention: trifling, insignificant things... Nothing o

Leer Más


La manera de pensar de Holmes

Carlos García Gual explica una de las diferencias fundamentales entre Sherlock Holmes como detective y los detectives e investigadores que surgieron después, imitándolo. Aunque hay precursores de Holmes como Auguste Dupin o Legrand, y el propio creador de la Surete francesa, François Vidocq, el gran referente que popularizó un género todavía balbuceante y que atrajo la atención del gran público sobre una profesión como la de detective fue sin duda Sherlock Holmes.

Pero existen bastantes diferencias entre el maestro y sus discípulos, algunas de ellas muy interesantes, como las que señala Carlos García Gual.


TRANSCRIPCIÓN DEL VÍDEO

Carlos García Gual: Lo atractivo, después de toda esta literatura sobre Holmes, es que todavía nos atrae por esa mezcla que tiene de romanticismo, cientifismo, subrayando un poco lo individual. Esa manera un poco anárquica de Holmes…  que choca un poco con lo que ha sido la novela policíaca moderna. Ahora, si ustedes se fijan, en las novelas policíacas modernas ya no se da este investigador suelto, sino que tiene relación con una policía que tiene una técnica muy avanzada. Lo que se lleva no es tanto el razonamiento, que es la gran arma de Holmes, sino las pequeñas…

Daniel Tubau: Las pequeñas técnicas científicas…

Carlos García Gual: ...los pequeños  restos que se ha dejado el criminal, que se ha dejado un pelo, o hay una sustancia rarísima, o hay algo que sólo se encuentra en algún sitio y entonces, mediante las máquinas… tiene las fichas de los posibles criminales y entonces… Eso no existía en la época, digamos, en la época heroica de la novela policíaca. Es anterior a lo que se llama la novela negra americana. Es un poco anterior también a las secuelas de las novelas inglesas de Agatha Christie que heredan mucho…. Poirot hereda mucho… por contraste, muchas veces en contraste con Holmes… Y todo esto está aquí. Pero lo que Daniel hace es insistir un poco en la metodología, para que comprendamos muy bien qué tipo de pesquisas, qué inteligencia es la de Holmes. Y por eso, en algunos pasajes dice que esto puede enseñarnos a ser como él. A mí me gustaría que él leyera antes de continuar una de las páginas finales, este es un libro analítico… una de las páginas finales en la que habla de cómo llegó a pensar en este libro.

Daniel Tubau: Es casi el desenlace… así que…

Pedro Angosto: Un spoiler…

Estatua de Sherlock Holmes en Londres, por Rich McCor

Estatua de Sherlock Holmes en Londres, por Rich McCor

Daniel Tubau :

«Hace ya casi 30 años, en 1987, destiné uno de mis cuadernos de notas al estudio de Sherlock Holmes. Lo llamé «El método holmesiano». En él recopilé citas de sus aventuras y escribí pequeños ensayos, bajo epígrafes que en algunos casos coinciden con los de este libro: «Consejos generales», «Amplitud de miras», «Recolección de datos», «Lo que se debe evitar», «Formación de hipótesis», «Disfraces, máscaras y fingimientos», «Holmes como psicólogo social» o «Sherlock Holmes y el análisis retrospectivo». También anoté los resultados de mis investigaciones holmesianas en la vida cotidiana, pues empecé a fijarme en cualquier minucia o detalle, buscando las diferencias en lo aparentemente semejante y las semejanzas en lo diferente. Llegué a ser capaz de distinguir entre más de una decena de marcas de aceite y entre diversas mezclas de café a través del olor, a buscar el camino más corto para llegar a cualquier lugar, lo que me hizo perderme más de una vez por caminos insólitos, a situarme en el lugar correcto del andén en el metro para coincidir con la puerta, a saber si en el baño de un desconocido la ventana estaba a la derecha o a la izquierda, fijándome en la calidad del afeitado de cada lado de la cara, y a descubrir pequeños secretos en los gestos y manera de vestir de mis compañeros del colegio, como el doctor Bell decía que hacían los lectores más inquietos de las aventuras de Sherlock Holmes. Me encantaba fijarme en los pequeños detalles y empecé a ver signos en cada cosa, como un semiólogo compulsivo. Se puede considerar que casi todo aquello en lo que me entrené y que escribí hace ya casi treinta años era conocimiento inútil, como lo era para Holmes y Watson saber cuántos escalones hay en un piso de solteros de Baker Street, pero nunca se sabe, pues al menos me ha servido para escribir este libro».



No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


Wyoming-No-tan-elemental


Entradas holmesianas no tan elementales

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


Sobre el libro

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 

Sherlock Holmes, científico

Alexandra von Schelling en la reseña y entrevista que se publicó en El Mundo (“Para que Watson sea como Sherlock”) proponía un destacado que me parece muy acertado: “El detective de Conan Doyle tiene un valor científico/moral: el inconformismo, la fe en la observación, el naturalismo…”

Para mostrar esas características de Sherlock Holmes, Alexandra explicaba que “el libro empieza por demostrar la genialidad del detective comparándolo con algunas de las grandes mentes pensantes de la Historia. Por ejemplo, el autor hace una comparación entre el crítico de arte Giovanni Morelli y su habilidad para distinguir entre cuadros sólo por la forma de una oreja y la habilidad de Holmes para encontrar pistas en detalles minúsculos como el orificio de un pendiente. Lo compara con Francis Bacon y con otros filósofos naturalistas como Robert Hooke porque Holmes desmenuza el misterio igual que los filósofos desmenuzan el universo. Y mejor aún, da un consuelo ‘sherlockiano’ a las personas que piensan que el mundo es rutinario: contra la depresión, un poco de ‘pensamiento Holmes’.”

Holmes en su laboratorio casero - Dorr Steele

Acerca de la relación de Holmes con la ciencia y de la pequeña o gran injusticia que se cometen o cometemos los holmesianos con Arthur Conan Doyle, conté en aquella entrevista:

“Curiosamente, Holmes es un personaje que ha superado el autor. En diversas disciplinas científicas se habla de los métodos de Holmes en vez de los métodos de Conan Doyle; parece que todo se le ha ocurrido a Holmes en vez de a Doyle. Los holmesianos investigan el personaje como si fuera real, como los cristianos investigan a Jesucristo. En los estudios forenses, por ejemplo. en todo lo que está relacionado con la escena del crimen, Holmes logró tener influencia: el hábito de fijarse específicamente en los detalles que pasan desapercibidos en principio… Se fija en las huellas, en las pisadas, en cualquier pequeña marca que pueda conducir a la solución. Cuando Conan Doyle viajó a Egipto, descubrió que la policía de Egipto usaba sus cuentos de Sherlock Holmes como un manual. No era una lectura, era un manual”.

 


La entrevista de Alexandra von Schelling a propósito de No tan elemental se publicó en El Mundo el el 30 de enero de 2014.


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


 

Entradas holmesianas no tan elementales

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


 

Las palabras y las cosas

|| Entrevista con Luis de Luis Otero /1

Luis de Luis Otero, alias Jabez Wilson en Círculo Holmes, me hizo una mágnífica entrevista en 2017 para Círculo Holmes. Como él mismo descubrió, tengo la costumbre de comentar mis propios artículos y comentarios, en un proceso de aprendizaje y revisión continuos. Eso es lo que ahora comienzo a hacer a partir de su entrevista.

He descrito el placer de contestar a esa entrevista aquí: Luis de Luis Otero demuestra que no es tan elemental. Puedes leer la entrevista completa original, tal como fue publicada en Círculo Holmes: Entrevista a Daniel Tubau.

Cuando añado un comentario al texto original, lo señalo en color naranja. Los comentarios están al final de la entrada, tras la entrevista.

 

Con su libro No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes Daniel Tubau ha escrito un libro –en todos los sentidos– único. Es, en última instancia, un viaje a las entrañas y recovecos de la mente del detective  y, como todo viaje que merezca la pena, está cuajado de cunetas, meandros, sentidos y carreteras secundarias. Es un viaje que va a todas y a ninguna parte. Es un viaje que no acaba (ni debe) acabar nunca y así lo cuenta Tubau.

 

Tubau.jpgLUIS DE LUIS OTERO: Iniciamos la conversación pero usted desconfía de las palabras que nos guían por tópicos, entrañan vacíos, limitan  el conocimiento. Son, en definitiva, una trampa…
DANIEL TUBAU: Es cierto, yo diría que no solo las palabras, sino también los conceptos e incluso las ideas (o los memes, si aceptáramos la terminología de Dawkins y Blackmore). En especial, lo que más nos limita son las definiciones y las categorías o clasificaciones. Es curioso porque, a pesar de mi desconfianza hacia las definiciones, en casi todos mis libros hago en un momento dado una especie de búsqueda de definiciones y etimologías. Lo hice en Elogio de la infidelidad con el término “fidelidad”; en Nada es lo que es, el problema de la identidad, con “identidad”, en Defensa perfecta de la imperfección con “perfección” y en El arte del engaño con “guerra” o “estrategia”, entre otros ejemplos. Pero lo hago con dos intenciones, me parece.

LUIS: ¿Que son…?
DANIEL: En primer lugar, lo hago para dejar claro de qué estamos hablando:

“Yo entiendo por fidelidad esto, pero no afirmo que fidelidad sea esto…. así que ya sabe usted, querido lector, a qué me estoy refiriendo en este libro cuando emplee el término”.

El segundo sentido en el que recurro a las definiciones a pesar de desconfiar tanto de ellas es que creo que en muchas de esas palabras aparentemente positivas, como fidelidad, perfección o identidad, se esconden ideas y obsesiones que considero muy negativas.

LUIS: Entonces, ¿no seguimos? 
DANIEL: Claro que sí, porque, aunque creo que es verdad todo lo anterior y que las palabras limitan en cierto modo el conocimiento, también es cierto que sin palabras, e incluso sin definiciones, tampoco puede existir siquiera el conocimiento. Yo soy quizá partidario de la teoría de Tarsky de la verdad:

“La hierba es verde” es verdad si la hierba es verde.

LUIS: ¡Gran verdad!
DANIEL: La verdad, la modesta verdad, es la correspondencia entre una expresión lingüística y una observación empírica: “Veritas es adaequatio rei et intelectus”: “La verdad es la correspondencia entre las cosas y lo pensado (o expresado)”, como decía Tomás de Aquino.

 

COMENTARIOS EN 2018

Los memes: Me refiero, por supuesto, a la ciencia de la memética, sugerida como un juego o una metáfora por Richard Dawkins en El gen egoísta, pero desarrollada por Susan Blackmore y otros autores. He escrito un breve ensayo acerca del tema: “Memes, ideas y mundos“.

De qué estamos hablando:  Se trata, en cierto modo, de un contrato tácito con el lector: le digo acerca de qué voy a discutir y de qué no voy a discutir. Si él entiende por fidelidad otra cosa que lo que entiendo yo, entonces mis argumentos quizá no le afecten. Pero también busco casi siempre adecuarme al sentido más común en el que se emplean esas palabras o conceptos, no a uno que me invente yo para mi propia conveniencia.

Tarsky: Alfred Tarsky fue un importante lógico polaco. A pesar de la sencillez aparente de la expresión, lo de que “la hierba es verde” si y  solo si la hierba es verde esconde una gran complejidad epistemológica e incluso metafísica. Implica que quizá no podemos acceder a la esencia última de la realidad, pero que sí podemos establecer la verdad de ciertas proposiciones que hacemos acerca del mundo tal como lo observamos. Naturalmente, también se necesita una definición previa o implícita de “hierba” y de “verde”, cosa que no es tan sencilla como parece. Pero una vez alcanzadas o pactadas esas definiciones, podemos hacer ciertas proposiciones acerca de esta o de aquella hierba y determinar si son correctas o erróneas, lo que no es poco. Por otra parte, también se puede hablar de proposiciones o hipótesis sobre el mundo no únicamente linguisticas: una mujer neandertal que ve unas huellas en el fango puede lanzar la hipótesis “Hay una fiera aquí cerca” y, gracias a esa proposición sobre la realidad, salvarse. [/ref]

Tomás de Aquino: la definición de verdad de Aquino es muy semejante a la de Tarsky y toda su teoría del conocimiento sería bastante convincente si no nos encontraramos con la fastidiosa presencia de un ente imaginario en un recodo del camino: Dios.

Continuará…


Puedes leer la entrevista completa en Círculo Holmes: Luis de Luis Otero “Hay algo que siempre cambia en Holmes y algo que siempre permanece”.


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)

 


Entradas holmesianas no tan elementales

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm



No tan elemental, de Daniel Tubau

Si ya estás leyendo No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes, haz clic en esta imagen.


Demócrito, filósofo y detective

Cuando Watson conoce a Sherlock Holmes queda sorprendido por la amplitud de los intereses de su amigo y su aparente dispersión. En Estudio en escarlata se encuentra la célebre lista de las “áreas de conocimiento” de Holmes:

«1. Literatura… Cero.
2. Filosofía… Cero.
3. Astronomía… Cero.
4. Política… Ligeros.
5. Botánica… Desiguales. Al corriente sobre la belladona, opio y venenos en general. Ignora todo lo referente al cultivo práctico.
6. Geología… Conocimientos prácticos, pero limitados. Distingue de un golpe de vista la clase de tierras. Después de sus paseos me ha mostrado las salpicaduras que había en sus pantalones, indicándome, por su color y consistencia, en qué parte de Londres le habían saltado.
7. Química… Exactos, pero no sistemáticos.
8. Anatomía… Profundos.
9. Literatura sensacionalista… Inmensos. Parece conocer con todo detalle todos los crímenes perpetrados en un siglo.
10. Toca el violín.
11. Experto boxeador y esgrimidor de palo y espada.
12. Posee conocimientos prácticos de las leyes de Inglaterra».

Antes de que su amigo le revele la profesión que une todos estos intereses (“detective consultor”), Watson se muestra desesperanzado de encontrar la solución:

«Si el coordinar todos estos conocimientos y descubrir una profesión en la que se requieren todos ellos resulta el único modo de dar con la finalidad que este hombre busca, puedo desde ahora renunciar a mi propósito».

Sin embargo, podemos encontrar listas similares a la que ofrece  Watson en la agenda de un científico como Robert Hooke, el gran rival de Isaac Newton, que anotaba de manera incansable todo lo que se proponía investigar:

«El uso de un carruaje.
Los ojos de los cachorros de perro recién nacidos.
Las plumas, picos y uñas de las aves que aún no han roto el cascarón.
La pólvora, entera y molida.
Insectos y otras criaturas que parecen exánimes en invierno.
La serpiente de Moisés y el agua transmutada.
Que la belleza no hace a las partes, sino que resulta de ellas, así como la salud.
La armonía, la simetría.
Que las formas internas acaso no sean sino disposiciones duraderas forjadas por los objetos externos.
El barómetro sellado y las consecuencias de semejante aparato.
Monstruos, y los antojos y temores de las mujeres encinta.
La reparación torpe de muelles a martillazos.
Pinchar una burbuja en el cristal de un barómetro».

El impresionante dibujo de una pulga, que Robert Hooke hizo mientras el animal le chupaba la sangre.

No es difícil imaginar que algunas de estas cosas podrían resultar muy útiles en una investigación detectivesca, pero el aparente caos y dispersión de los intereses de Holmes y Hooke obedece también a un impulso irreprimible: la curiosidad. Los dos personajes coinciden en su afán por descubrir los secretos de la naturaleza, aunque Holmes delimita su campo de estudio un poco más que Hooke y parece conformarse con aquello que se relaciona  con la vida criminal. Los científicos también quieren resolver un misterio: el de la naturaleza.

Mosca dibujada por Robert Hooke

En realidad, tanto la curiosidad como esa caótica pluralidad de intereses es propia de los investigadores y filósofos de la naturaleza ya desde los tiempos de los pensadores presocráticos. Demócrito de Abdera no solo concibió el sistema atómico (o el molecular, según se interpreten sus «átomos»), sino que también estaba interesado por el origen de las palabras, por el movimiento de los planetas, por la causa de los colores y los sabores o por cuestiones relacionadas con la geometría, la física, el arte y la matemática. En su obsesión por descubrir misterios ocultos, abandonó todo lo que poseía, por lo que fue llevado a juicio, pero salió airoso al leer uno de sus tratados ante el tribunal.

Su actitud de ensimismamiento investigador, tal como la describe el poeta latino Horacio, nos recuerda inevitablemente a Sherlock Holmes: «Qué asombroso que el ganado entre en los campos de Demócrito y eche a perder la cosecha, mientras su alma, olvidándose del cuerpo, se va corriendo veloz».

Por otra parte, si Holmes «odiaba cualquier forma de vida social con toda la fuerza de su alma bohemia» y buscaba la soledad para entregarse a sus ensoñaciones o reflexiones, Demócrito, «para poder dejar un mayor espacio a su propia imaginación», solía pasar largos periodos de tiempo «en la soledad del desierto o entre las tumbas de los cementerios».

Además, el filósofo griego era capaz de hacer deducciones asombrosas, como cuando al tomar un vaso de leche dijo: «Esta leche ha sido ordeñada de una cabra negra y primeriza», cosa que se comprobó correcta. En otra ocasión saludó a una amiga del médico Hipócrates con la frase «buenos días, muchacha», y al día siguiente la saludó con un «buenos días, mujer»: la muchacha, nos dice el cronista, que no es otro que el propio Hipócrates, había tenido aquella noche su primera experiencia sexual.

Otro dibujo de Robert Hooke

En el primer caso, podemos imaginar una explicación holmesiana en la que lo asombroso acaba por resultar sencillo, como que en el vaso de leche había algún pelo de cabra negro y que la persona que había ordeñado al animal tenía la ropa manchada o rasguños en los brazos, lo que podía revelar que la cabra todavía no estaba acostumbrada a ser ordeñada. Tampoco resulta difícil imaginar algún detalle en la muchacha, en su actitud o en su atuendo que le revelase al filósofo la experiencia que había tenido aquella noche.

Por otra parte, se atribuían a Demócrito poderes adivinatorios, porque en sus viajes había estudiado con los magos persas y caldeos, pero nunca recurrió a lo sobrenatural en sus explicaciones y, como Holmes y los miembros de la Royal Society, siempre acababa revelando las observaciones que le habían llevado a sus conclusiones. Como el propio Demócrito escribió: «Prefiero descubrir una ley causal que convertirme en rey de los persas».

Demócrito cargando con algunos de sus escritos


Notanelemental-portada

Esta entrada es un fragmento de No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes, aunque he modificado algunos detalles.

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
A la venta en todo el mundo (Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas sobre Demócrito

Cornwallis y Demócrito

Al parecer, William Cornwallis descuidó sus responsabilidades en relación con el patrimonio de su padre Charles Cornwallis, lo que hiz

Leer Más
La muerte de Demócrito de Abdera

"Se cuenta que Demócrito de Abdera, debido a su vejez, había decidido quitarse la vida y para lograrlo disminuía día a día la cantidad

Leer Más
Tritogenia , de Demócrito, y otros libros recuperados

Un día, al salir de la facultad de Filosofía, mi amigo Manuel Abellá y yo discutíamos acerca de si la lista de las grandes obras clás

Leer Más
La confianza lamentable de Dionisio de Halicarnaso

En De verbum compositionem (Sobre la composición literaria) Dionisio de Halicarnaso se pregunta qué escritores tenían mejor estilo. Conce

Leer Más
…Demócrito de Abdera

Cosas que he aprendido de…

  De Demócrito he aprendido tantas cosas que resulta difícil explicarlas. Quizá parezca extraño que se pueda aprender tanto de u

Leer Más
Demócrito, todólogo

Estobeo asegura que Demócrito dijo: “No desees conocer todo, pues te convertirás en ignorante en todo”. Pierre Aubenque, siguiendo a

Leer Más
La causa de todas las causas

Cuando Aristóteles examina a los filósofos que le han precedido, casi siempre tiene críticas que hacer, muchas de ellas dirigidas a s

Leer Más
Demócrito, filósofo y detective

Cuando Watson conoce a Sherlock Holmes queda sorprendido por la amplitud de los intereses de su amigo y su aparente dispersión. En Estudi

Leer Más
El azar y la necesidad

 Hace unos años, en 2010 empleé esta imagen de Craven como cabecera de mi blog El azar y la necesidad. Creo que expresa con claridad in

Leer Más
Demócrito, precursor de la Biblioteca Total de Borges… y de Woody Allen

[caption id="attachment_31771" align="aligncenter" width="630"] Grabado de Erik Desmazieres[/caption] En La biblioteca total, un cuento q

Leer Más
Razón y sentidos en Demócrito

Se da en los pensadores presocráticos, dice un libro de texto, una creciente desconfianza hacia el papel jugado por los sentidos en el cono

Leer Más


Sherlock Holmes, el inconformista

Alexandra von Schelling en la reseña y entrevista que publicó en El mundo el 30 de enero de 2014 (“Para que Watson sea como Sherlock”), proponía un destacado que me parece muy acertado y que expresa muy bien uno de los aspectos que más me interesaron al estudiar al detective en No tan elemental: “El detective de Conan Doyle tiene un valor científico/moral: el inconformismo, la fe en la observación, el naturalismo…”

Benedict Cumberbatch y Martin Freeman como Holmes y Watson en la serie de la BBC.

Dice Alexandra von Schelling:

“Daniel Tubau acaba de publicar ‘No tan elemental’ (Ariel), una profunda investigación del icono de la cultura londinense Sherlock Holmes. Tan icónico que el personaje creado por Arthur Conan Doyle, mil veces confundido con una persona real, ha empapado disciplinas como como la ciencia forense y la psicología y, aún más importante, ha propiciado suficiente literatura derivada como para convertirse en un subgénero. Ahí es donde encontramos ahora a Daniel Tubau, que no sólo descifra el genio de Holmes y sus métodos: también proporciona las herramientas necesarias para que sus lectores puedan imitarlo e incluso refinar su percepción del universo.

 El libro empieza por demostrar la genialidad del detective comparándolo con algunos de las grandes mentes pensantes de la Historia. Por ejemplo, el autor hace una comparación entre el crítico de arte Giovanni Morelli y su habilidad para distinguir entre cuadros sólo por la forma de una oreja y la habilidad de Holmes para encontrar pistas en detalles minúsculos como el orificio de un pendiente. Lo compara con Francis Bacon y con otros filósofos naturalistas como Robert Hooke porque Holmes  desmenuza el misterio igual que los filósofos desmenuzan el universo. Y mejor aún, da un consuelo ‘sherlockiano’ a las personas que piensan que el mundo es rutinario: contra la depresión, un poco de ‘pensamiento Holmes’.”



No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


Wyoming-No-tan-elemental


Entradas holmesianas no tan elementales

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


Sobre el libro

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

Error: puede que no exista la vista de 64488b37gm


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary