POLÍTICA

  • La política vista por un extraterrestre

    Muchas, quizá todas, las disputas políticas están viciadas por algo que se podría llamar «reverberación semántica». Con reverberación semántica me refiero a todas esas cosas que una palabra alude pero que no señala directamente. No el significado directo e inmediato, el que nos podría ofrecer un diccionario sencillo, sino todos aquellos sentidos y significados que acuden a nosotros por asociación o cercanía, o debido al uso y la costumbre. Si un extraterrestre visitara la tierra y tuviera que ofrecer a sus compatriotas de Venus o Titán un estudio de campo en el que explicara cuáles son las convicciones políticas de los terrícolas, no se vería tan afectado por la reverberación semántica. Podría,…

  • Los que creían conocer a Putin

    En su libro Hablar con extraños, Malcom Gladwell revela una curiosa paradoja: muchas veces es más difícil predecir las acciones de alguien si lo conocemos personalmente que si no hemos tenido contacto con él. Entre los muchos ejemplos de este aparente sinsentido está el célebre caso de Adolf Hitler y el Primer Ministro británico Neville Chamberlain. Aunque cualquier persona que estuviera un poco informada sospechaba que Hitler podía iniciar una guerra en cualquier momento, Chamberlain, tras sus encuentros con Hitler declaró:  «A pesar de la dureza y la crueldad que creí ver en su rostro, tuve la impresión de que aquí estaba un hombre en quien se podía confiar una…

  • Putin, el previsible

      Vladimir Putin se ha ganado la fama de imprevisible, y esa ha sido la excusa de quienes hasta el último momento lo han apoyado: ¿quién iba a imaginar que sería capaz de invadir Ucrania? La respuesta es: cualquiera que no estuviera cegado por la propaganda rusa. No es nada difícil prever que cuando se reúnen y mantienen cientos de miles de tropas en las fronteras ucranias, cuando se sostiene una retórica constante acerca de la necesidad de apoyar a los prorrusos de Donesk y Lugansk por cualquier medio, cuando las negociaciones diplomáticas con varios presidentes que van a visitarlo no obtienen el más mínimo resultado tangible, eso significa que…

  • Sé radical: modérate

    Hubo un tiempo en el que ser friki era sinónimo de ser raro, fuera de lo común, excéntrico. Un tiempo muy lejano. Hoy en día, los únicos frikis en el sentido arcaico son los ciudadanos que no coleccionan figuritas, que no se han tatuado alguna parte del cuerpo, que no se pasan las horas hablando de sagas como Star Trek, Starwars, Juego de Tronos, o simplemente de series de televisión consumidas compulsivamente. Es decir, nadie. Un friki ya no es aquel vecino raro que leía Monsters del cine encerrado en su habitación, sino la pieza de caza más codiciada por cualquier marketinero que se precie. Y la más fácil de…

  • Una interpretación del taoísmo

    Dice Giuseppe Tucci en su interesante  Apología del taoísmo: «Nadie dejará de reconocer las innegables ventajas que una concepción semejante [dominar la naturaleza]  ha traído. A ella se deben las conquistas de la ciencia, el mejoramiento de las condiciones de la vida. Pero por todo esto que hemos ganado, ¿cuánto no hemos perdido? Y los progresos técnicos o científicos ¿representan verdaderos progresos cuando no van acompañados de una refinada sensibilidad ética, un mejoramiento de costumbres, un reavivamiento del sentido religioso?» Este es un planteamiento que quizá podemos aceptar sin demasiadas dificultades: el progreso científico puede tener consecuencias negativas si no es empleado de una manera sensata y ética. No se…

  • Un hermoso símbolo: la serpiente

    Una amiga de mi madre me regaló, en una acalorada discusión a los postres de una cena, un hermoso símbolo, en el que me siento representado. Hablábamos de esto y lo otro, de Irak, de Euzkadi, de Irlanda, de Israel, de Palestina, y ella me dijo: __Pero es que tú oscilas, te ondulas de un lado a otro. Me di cuenta de que tenía razón: yo me ondulaba de un lado a otro. Y sin embargo, tenía también la sensación de moverme siempre en la misma dirección. __ Sí -respondí-, me ondulo. Pero si te fijas bien, verás que este movimiento sinuoso y ondulante tiene siempre algo en común: “No…

  • John Milton y los spartoi

    He aquí una acertada comparación de John Milton entre los libros y el mito de Cadmo, quien arrojó dientes de dragón que se convirtieron en los spartoi, los primeros pobladores de Tebas: “Los libros sé yo que son tan vivaces y vigorosamente medradores como aquellos dientes fabulosos del dragón; y desparramados acá y acullá pueden hacer brotar gentes armadas (25)”. La comparación debió de ser recibida por los enemigos de Milton y de la libertad de prensa de una manera tan literal que les asustaría más, reforzando sus deseos de censurar y prohibir libros. Y lo cierto es que los libros estuvieron en el origen de hombres armados como los que hicieron…

  • John Milton y la libertad de imprenta

    «Matar un buen libro es casi matar a un hombre». Areopagítica es el alegato de Milton en favor de la libertad de imprenta. El libro está dirigido a los miembros del Parlamento, a los que pide que retiren la Orden de que los libros hayan de recibir licencia, y con ello examen previo, antes de poder ser editados. Ataca Milton en particular el intento de censura: «Otra clausula, la relativa a la necesaria licencia para los libros, que se nos antojaba con sus hermanas cuaresmal y matrimonial fenecida al extinguirse los prelados…» Esto demuestra que hay que tener cuidado cuando se habla de los puritanos, puesto que Milton, que era puritano,…

  • La sociedad abierta de Bertrand Russell

      He querido combinar en el título de este artículo el concepto de sociedad abierta popularizado por Karl Popper, con la figura de otro filósofo, Bertrand Russell. De este modo aparecen juntos por uan vez uno de los filósofos más importantes del llamado pensamiento conservador o de derechas (Popper), y por el otro lado el filósofo quizá más importante del siglo xx en el terreno progresista o de izquierdas (Russell). No discutiré aquí lo acertado o erróneo de estas etiquetas, porque mi intención es otra. Quiero mostrar que la distinción entre izquierda y derecha, sea o no válida, es, al menos en un sentido fundamental, mucho menos importante que otro…