Waste Web - Aforismos y pensamientos

  • La barbarie explicada

    Nos gustan tanto las explicaciones que cualquier barbaridad nos lo parece menos  si nos dan una rara explicación folclórica, política, etnológica, psicológica, geoestratégica  o mitológica. (2018) 2022 Aunque la reflexión la escribí en 2018, ahora, en 2022 he añadido algunas explicaciones más con las que se justifica la barbarie: política, etnológica, geoestratégica y psicológica. La frase original del dibujo de Goya, en la que habla uno de los alegres asesinos, no es la que yo he puesto, sino un grito del ahorcado: «¿Por qué?» Esta misma ilustración también la he empleado en la entrada «La causa de la guerra«

  • La navaja de Occam bien afilada

    Decía Guillermo de Occam: «Los entes no se deben multiplicar innecesariamente». Es una herramienta filosófica que quizá no sea tan útil como muchos creen, pero  que sí cobra pleno sentido cuando se expresa de la siguiente manera: «Los entes innecesarios no deben multiplicarse». Por ejemplo, los círculos, ecuantes, epiciclos y otros artilugios teóricos para explicar el movimiento de los planetas según la interpretación tolemaica (pero también según la copernicana), que se convierten en innecesarios tras el elegante uso de las elipses que hace Kepler; o los dioses o un Dios que crea todo de la nada para explicar un universo que ya resulta inexplicable sin ellos, pero que con ellos…

  • El sexto sentido

    Frecuentemente, la incapacidad de procesar la información procedente de los cinco sentidos hace a muchos creer que poseen un ‘sexto sentido’, por ejemplo durante una borrachera. > Cómo tener un sexto sentido   ********** [pt_view id=»79d0a5cd92″]

  • Prensa, televisión y revolución

    John Milton decía en su Areopagítica: “Los libros sé yo que son tan vivaces y vigorosamente medradores como aquellos dientes fabulosos del dragón; y desparramados acá y acullá pueden hacer brotar gentes armadas”. Del mismo modo que la imprenta y los libros trajeron revoluciones y cambios a tantos lugares, McLuhan actualizó ingeniosamente esta idea al decir que la televisión es la mayor causa de revoluciones, pues muestra a quienes no tienen nada cómo viven otros a los que les sobra de todo, y provoca que se pregunten: «¿por qué esos tienen tanto y yo tan poco?» Les hace darse cuenta de que no está en la naturaleza de las cosas…

  • Cristo

    En uno de los evangelios apócrifos se dice algo que podría sonar como una herejía o blasfemia, pero que al parecer no lo era: «Cristo es el semen en el falo de la cruz.»                                    (apócrifo del siglo IV) Supongo que esto se debe interpretar como que Jesucristo se eleva a los cielos desde la cruz, como si saliese disparado en una éxtasis final. A pesar de su apariencia, no parece un texto sacrílego, sino perfectamente aceptable para un teólogo. No sé la procedencia exacta del texto, aunque está anotado en una de mis…

  • La fuerza del espíritu

    «Las heridas del corazón son mucho más dolorosas que las del cuerpo. Y muchas de las enfermedades corporales se originan en el espíritu. Las que nos vienen del exterior son bien pocas. Hay veces en que tomamos una medicina para sudar, pero no lo conseguimos; no obstante, basta con que sintamos miedo o vergüenza una sola vez para que nos empiece a correr el sudor. Señal de que es fruto del espíritu». Kenko Yoshida, Tsuresuregusa Aunque es evidente que no todas las enfermedades proceden del espíritu (de la mente, el intelecto o lo psicológico, si se prefiere), la observación de Yoshida Kenko es extraordinaria y coincide con ideas de Oliva Sabuco…

  • John Milton y los spartoi

    He aquí una acertada comparación de John Milton entre los libros y el mito de Cadmo, quien arrojó dientes de dragón que se convirtieron en los spartoi, los primeros pobladores de Tebas: “Los libros sé yo que son tan vivaces y vigorosamente medradores como aquellos dientes fabulosos del dragón; y desparramados acá y acullá pueden hacer brotar gentes armadas (25)”. La comparación debió de ser recibida por los enemigos de Milton y de la libertad de prensa de una manera tan literal que les asustaría más, reforzando sus deseos de censurar y prohibir libros. Y lo cierto es que los libros estuvieron en el origen de hombres armados como los que hicieron…