CURSO ONLINE: El espectador es el protagonista

EL ESPECTADOR ES EL PROTAGONISTA

Cómo escribir un guión y no morir de aburrimiento 

20 de abril a 20 de mayo de 2021

EL ESPECTADOR ES EL PROTAGONISTA

En este curso, Daniel Tubau propone una manera diferente de enfrentarse a la escritura de un guión, sin recurrir a fórmulas mágicas de dudosa eficacia o a tópicos mil veces repetidos. Se trata de mostrar cómo resuelven sus problemas narrativos los guionistas, pero evitando caer en la pesadilla del «análisis, parálisis».

En el curso EL ESPECTADOR ES EL PROTAGONISTA descubrirás una nueva estrategia que te permitirá disfrutar del arte narrativo y ahorrarte mucho trabajo innecesario (lo que no quiere decir que un buen guión no requiera trabajo y esfuerzo). Es, sin duda, un enfoque muy diferente al que se encuentra en la mayoría de los cursos y manuales de guión.

Desde que en 1979 Syd Field publicó El manual del guión se impuso una manera de enfrentarse a la escritura de guiones que, o bien se parecía a un libro de recetas fáciles, o bien a un ensayo de crítica cinematográfica, pero no a un método efectivo capaz de ofrecer soluciones y herramientas para dominar el arte narrativo. Teóricos y profesores convirtieron a los guionistas en analistas más que en creadores de estructuras. Limitarse a analizar películas o series que «funcionan» no garantiza que se comprenda el verdadero trabajo subterráneo de los guionistas, entre otras cosas porque analizar una película no siempre permite entender el trabajo real del guionista.

El curso EL ESPECTADOR ES EL PROTAGONISTA será útil y revelador tanto para quienes no tienen ninguna experiencia en el mundo del guión, como para guionistas que ya se han iniciado en la narrativa audiovisual pero que no están satisfechos con los métodos habituales.

Intención del curso, según Daniel Tubau

«En el año 2015 publiqué El espectador es el protagonista (manual y antimanual de guión). Mi propósito era mostrar la pérdida de tiempo y esfuerzos que suponen muchos de los métodos de guión y, al mismo tiempo, ofrecer una alternativa útil y estimulante. El libro era el resultado de muchos años como profesor de guión en escuelas y universidades de España y América.

El curso EL ESPECTADOR ES EL PROTAGONISTA recoge muchas de las ideas del libro, pero va más allá en el aspecto práctico. Mi intención es que los alumnos dirijan su atención hacia el espectador, que es lo que siempre han hecho los mejores narradores (desde William Shakespeare a Billy Wilder). Pero no se trata de complacer al público y ofrecerle algo fácil, sino a veces todo lo contrario: lograr que acepte narraciones e ideas que pueden cuestionar sus más firmes certezas. Nuestro objetivo es interesar, inquietar, emocionar y conmover a esas personas a las que, al fin y al cabo, está destinado un guión: los espectadores».

PROGRAMA DEL CURSO

  1. ¿Los gurús del guión odian a los guionistas?

Durante años los grandes teóricos del guión han ofrecido a los aspirantes a guionistas métodos en los que la obsesión por el significado y el análisis ha llevado demasiado a menudo a la parálisis. Han convertido a los guionistas no en creadores de historias y escritores de guiones, sino en analistas y críticos de narrativa audiovisual.

  1. La estructura al servicio de los personajes

La estructura y los esquemas se inventaron para ayudar a los guionistas en su tarea, no para hacerla más difícil, como sucede cuando se mira demasiado a los personajes y muy poco a los espectadores.

  1. Un curioso caso de esquizofrenia narrativa

Uno de los mayores errores en todas las teorías estructuralistas dogmáticas es que solo se preocupan de lo que les sucede a los protagonistas. Este planteamiento esconde una curiosa esquizofrenia y olvida en qué consiste el verdadero arte narrativo.

  1. Un error en tres actos: la estructura como prisión dogmática

Las teorías que exigen aplicar previamente una estructura previa pretenden domesticar el arte narrativo y  reducirlo a esquemas básicos, casi siempre muy discutibles, o simplemente erróneos.

  1. Por qué el protagonista es el espectador

Los guionistas, más que mirar hacia el mundo de la historia y los personajes, deben centrar sus mejores esfuerzos en el relato y en los espectadores: es a ellos, a los espectadores, a quienes debe sucederles lo más importante.

  1. Cómo olvidar todo lo que sabemos

Uno de los desafíos más importantes para un guionista consiste en olvidarse de lo que sabe y ponerse en el lugar del espectador. Existen varios métodos para lograrlo, como el método empático, o el guión tachado.

  1. Maneras de atrapar al espectador

La sabiduría narrativa consiste en interesar, seducir, manejar y emocionar a los espectadores. Se puede hacer de muchas maneras, si pensamos más en los efectos que queremos causar que en las reglas que (supuestamente) debemos seguir. Una de las claves es el reparto de la información: lo que saben los personajes y lo que saben los espectadores.

  1. Historia y relato: la diferencia fundamental

Este es otro de los grandes errores que cometemos los guionistas, a menudo alentados por teóricos y profesores: darle más importancia a la historia que al relato. La solución a nuestros problemas narrativos raramente está en la historia, sino en el relato.

  1. Las herramientas narrativas: sabiduría audiovisual

Existen decenas de herramientas, técnicas, trucos y estrategias narrativas. Se trata de un catálogo inmenso de los hallazgos y descubrimientos acumulados durante miles de años por los narradores de todo el mundo y todas las culturas, y durante más de cien años en el mundo audiovisual. Pero estas herramientas, además de lo que aportan en sí mismas, contribuyen de otra manera fundamental a la construcción narrativa.

  1. Cómo trabajan los guionistas (aunque no lo sepan)

Teoría y práctica a veces viajan por caminos muy diferentes y los grandes narradores muchas veces no se observan a sí mismos y no advierten los métodos de trabajo y las estrategias creativas que realmente emplean en su trabajo diario. Por eso en este curso se propone crear estructuras que ayudan a los guionistas en su trabajo, en vez de volverlos locos.

 

INSCRIPCIÓN AL CURSO


Toda la información acerca de mis cursos, charlas, conferencias o presentaciones en: