El nacionalismo cambiante

Cuando los nuestros alcanzan un cierto número, surge el nacionalismo, que puede ser de una ciudad, como lo era en Atenas o Esparta, de una nación o comunidad sin estado, como Cataluña o Flandes; de un reino o una república, como España o Francia; de un Imperio, como China, la Francia napoleónica o la Unión Soviética, Gran Bretaña o Estados Unidos. Cuando descubramos vida extraterrestre, inventaremos en el mismo instante el nacionalismo terrícola y probablemente nos unamos en un superobjetivo: combatir a los alienígenas.

Pero quizá, más que de nacionalismo, sea mejor hablar de reacciones de identificación, la sensación de pertenencia a una comunidad, la creencia en una identidad diferente a la de otros grupos, porque los seres humanos pueden fanatizarse, discriminar y matar con increíble efectividad y crueldad no sólo por su nación, sino también por su religión, su raza, su lengua o su cultura. El siglo XX demostró que también pueden hacerlo por su ideología:

«El siglo XX nos habrá enseñado que ninguna doctrina es por sí misma necesariamente liberadora: todas pueden caer en desviaciones, todas pueden pervertirse, todas tienen las manos manchadas de sangre: el comunismo, el liberalismo, el nacionalismo, todas las grandes religiones y hasta el laicismo. Nadie tiene el monopolio del fanatismo y, a la inversa, nadie tiene tampoco el monopolio de lo humano1».

Sin embargo, las identidades nacionales, religiosas e ideológicas son cambiantes. Como dice Maalouf, hace dos décadas un habitante de Bosnia habría presumido con orgullo de ser yugoslavo, comunista y probablemente ateo; desde hace unos cuantos años prefiere declararse bosnio y musulmán. Sin duda, muchos de ellos habrían sido capaces de matar, entonces o ahora, llevados por ese cambiante sentimiento de pertenencia.


NACIONALISMO E IDENTIDAD

 

Hable como un verdadero experto

Lenguaje de expertos /1

Si usted quiere ser un experto en arte y literatura, filosofía y sociología, y si pretende usted optar a alguna LEER MÁS

Hay alternativa a la alternativa

|| El origen del pensamiento no alternante (noALT)

¿Que es el pensamiento alternante y qué es el pensamiento no alternante (noALT)? Aquí ofrezco algunas explicaciones que he publicado LEER MÁS

Teseo y la identidad

      ¿Soy la misma persona si mi padre no es quien yo creía? Esta puede parecer una pregunta LEER MÁS

Excalibur , entre las leyes del mito y las del guión

El guionista de Dos hombres y un destino y La princesa prometida,  William Goldman, considera que el desenlace de la LEER MÁS

Henry Moseley y el realismo extremo

  Espectro de alta frecuencia Henry Moseley (1913, fotocopia sobre papel reciclado) La coincidencia temporal entre Moseley y otros grandes LEER MÁS

Prejuicios y reacciones de identificación

Las reacciones de identificación consisten en unl impulso a considerar no sólo que pertenecemos a un grupo determinado, sino pensar LEER MÁS

Chesterton, inventor de los Juegos de Realidad Alternativa

  Uno de los entretenimientos narrativos de más éxito en el siglo 21 son los Juegos de Realidad Alternativa. La LEER MÁS

En busca de la identidad

Craven se pregunta acerca de su identidad. ¿Encontrará la respuesta?   [wpts_matriz boxwidth='150' category='1234' posttype='' taxonomy='' posts='30' limit='30' LEER MÁS

China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1

Zhulong, el colosal dragón rojo que al cerrar y abrir los ojos daba comienzo al día LEER MÁS

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¿Te gustaría comentar algo?x
()
x