La máscara de Arlequín
NO LUGAR 20

Ensayo sobre las máscaras /9

Zona de espera del Aeropuerto de Lima, esperando el vuelo 419 a Lima

Estoy a punto de terminar con este asunto de los no lugares y los escritos en el cielo (que tal vez llame Escrito en el cielo y en ninguna parte), porque en cuanto llegue a Cuzco, comenzaré mi cuaderno de viaje de Perú (tal vez de Tahuantinsuyu, nombre quechua de la región) y olvidaré este experimento hasta el regreso.

Han sido muchos días, once o doce, que me parecen ahora meses, debido precisamente a estos escritos que lo llenan de densidad y de intensidad.

Pensé en pasar, durante mi estancia en Cuzco, todas estas notas al cuaderno que compré en Argentina, pero no lo haré, por dos razones:

1) Me quitaría tiempo para el cuaderno de viaje

2) Es mejor pasarlas directamente al ordenador, añadiendo los dibujos y fotos que he pensado o que ya llevo conmigo.

He pensado también hacer figuras de aviones y trenes con las letras de los textos, como aquellos caligramas de Apollinaire, y algunos otros detalles.

En cuanto a las máscaras, ayer tomé una chicha en un café: en mi mesa había un retrato de Arlequín.

Entré en una librería y vi un anuncio de “Arlequín servidor de dos señores”, de Goldoni, pero ya no se representaba (si no, probablemente habría ido a verla, a pesar de mi cansancio). En otra librería vi un libro titulado “Máscaras del Perú”

 

Y en cuanto a los no lugares, en la zona de espera de Bogotá me sorprendió ver un restaurante mongol (“Mongolian”).

Creo  que también entonces, mientras esperaba el avión a Lima, pensé que sería una buena idea ir a un no lugar como la estación de Atocha, la de Chamartín, el Aeropuerto de Barajas, a escribir. Ya alguna vez me he dado cuenta, creo que fue en el Café Comercial de Madrid, de que no es difícil escribir, y mucho, en un lugar lleno de gente, siempre que esas personas sean desconocidos para ti.

 

Una cabina de teléfono, que tal vez sea en sí misma un no lugar, puede a la vez estar en un no lugar, como una sala de espera de un aeropuerto. Eso significaría que hay no lugares que contienen no lugares.

Libros perdidos

Que alguien haya salvado los libros de Antioquía y se descubran.

El lugar de los demás
NO LUGAR ~2

Cafetería en la sala de espera del Puente Aéreo del Aeropuerto de Barajas (Madrid) Lunes 1 de diciembre de 1997 LEER MÁS

Definición de los no lugares
NO LUGAR ~5

Andén de la estación de Sant Joan (mientras espero el tren a Plaza de Catalunya) Lunes 1 de diciembre de LEER MÁS

Muchas máscaras
NO LUGAR ~19

Ensayo sobre las máscaras /8

Avión en la pista del Aeropuerto de Quito [Viernes 12 de diciembre]   Escribí sobre el Atlántico aquello de la LEER MÁS

La máscara resuena
NO LUGAR 23

Hotel Alto Urubamba, en Quillabamba [15 de diciembre de 1997]   Le enseño a Karina algunas anotaciones de este cuaderno LEER MÁS

El cielo en un no lugar
NO LUGAR 25//ESCRITO EN EL CIELO 13

Autocar subiendo de Aguascalientes a Machu Pichu [Miércoles 17 de diciembre]   Escribo, por fin, en un no lugar y, LEER MÁS

Máscaras tangenciales
NO LUGAR 30

Ensayo sobre las máscaras /13

Avión Ciudad de Barranquilla en la pista del Aeropuerto de Lima [Domingo 28 de diciembre de 1997] Una libreta que LEER MÁS

Territorialidad
ESCRITO EN EL CIELO 19

Avión volando en un cielo indeterminado, probablemente sobre el Atlántico [Lunes 29 de diciembre de 1997]   Comentarios a Augé: LEER MÁS

Craven y Cuervo

Craven y Cuervo son dos personajes que aparecen aquí y allá en mis páginas. Suelen viajar conmigo por el mundo LEER MÁS

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¿Te gustaría comentar algo?x
()
x