Nada nuevo bajo el sol

Una de las características que definen mejor al ser humano es su capacidad para crear cosas nuevas mezclando antiguas. Por eso es errónea la frase “Nada nuevo bajo el sol”, puesto que en realidad todo es nuevo bajo el sol, de manera especial en el mundo humano.

La idea sólo se puede aplicar para ciertas generalizaciones, como la existencia de virtudes o defectos tales como la ambición, la envidia, el egoísmo.

Más allá de eso, todo es nuevo, incluso esas virtudes o defectos en su manifestación concreta.

La única excepción que se me ocurre ahora es un recurso paradójico fácil: lo único que se repite una y otra vez es la frase “Nada nuevo bajo el sol”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *