Pruebas

Política

Viajo hacia el aeropuerto en el inicio de un viaje que me llevará a China, primero a Cantón (Guangzhou) y después a Dali (en Yunnan).

He intentado encontrar un asunto del que ocuparme en este viaje. Con cierto disgusto he acabado eligiendo investigar algunos asuntos pendientes relacionados con la política.

¿Por qué con cierto disgusto?

No porque el tema no me interese: la política siempre ha sido una de las cuestiones que más me han intreresado, probablemente desde los doce años e incluso antes, ya que fui un niño precoz debido al compromiso político de mis padres. Me gusta pensar, hablar y escribir sobre política, pero no me gusta demasiado comunicar públicamente mis ideas acerca de cuestiones políticas.

 La razón de que no me guste es que la política es el asunto en el que menos se escucha, menos se quiere aprender y más dogmas y prejuicios existen. Es casi imposible razonar con alguien acerca de asuntos políticos mediante un esfuerzo sincero para encontrar la verdad, o al menos ciertas pequeñas verdades que se puedan aplicar para intentar solucionar, o al menos entender, la realidad política.

No existe probablemente otro terreno, a no ser el del fútbol, en el que impere, a uno y a otro lado, un mayor dogmatismo y una mayor resistencia a modificar el propio criterio, sean cuales sean los argumentos que se ofrezcan.

En política todos acuden a la discusión con la maleta cargada de prejuicios e ideas adquiridas mediante el contacto casi exclusivo con personas que piensan lo mismo que uno.

Estas son las razones por las que la discusión política me resuilta poco atrayente, ya que resulta casi imposible no caer en situaciones de crispación, descalificaciones e incluso gritos y hasta agresiones.

Continuará….?

 

 


 

 

1
0
¿Te gustaría comentar algo?x
()
x