Episodios de una vida, ¿de Thomas Hardy?

EL ESPEJO

Hace muchos años, en mi revista Esklepsis abrí una sección llamada El espejo, en la que seleccionaba textos que en cierta manera eran un reflejo de mí mismo, como uno de Benjamin Constand: «El espíritu de contradicción».

Tiempo después, no sé por qué, empecé a escribir algunos textos imitando a otros autores. Como he visto que alguno de esos textos circula por internet, atribuido a esos autores, he decidido revelar mi autoría y no cargar a mis admirados escritores con mi propia mediocridad imitativa, como les sucede a decenas de pensadores y escritores (un ejemplo es Borges, con su falso poema Instantes, otro es Einstein con tantas citas falsas).

La página El espejo, que publique en 2004, con imitaciones de Aristóteles, Hardy, Samuel Johnson, Robert Musil o Proust, entre otros.

Así que iré publicando aquí mis torpes imitaciones.

La primera es de Thomas Hardy y finge ser un fragmento de su novela Un par de ojos azules:

“Del mismo modo que un libro se organiza en palabras, frases, párrafos y capítulos, así parece organizarse nuestra vida. El sueño parece marcar una pausa obligada entre un día y otro, a la manera de breves capítulos o de largos párrafos. Henry Knight, acostumbrado a no conformarse con las apariencias más inmediatas, se había dado cuenta de que esa división artificiosa de los días no era tan importante. Había observado que algunos capítulos muy significativos duraban varios días: “Henry Knight duda si publicar en The Present o en The Spectator”, “Henry Knight descubre a Elfride”, “Henry Knight descubre que ama a Elfride”; pero también le parecía evidente que otros capítulos duraban una eternidad, a pesar de contener tan solo un instante de tiempo, como cuando Elfride levantó los ojos del libro que estaba leyendo y Henry Knight descubrió aquel azul intenso».

(Escrito en 2004, o antes)

2022

leyendo ahora mi imitación, no sé si es digna de Hardy, pero la idea no es mala, así que la usaré en alguna novela o cuento.


Puedes leer mi recensión de la novela de Hardy: Un par de ojos azules

EL ESPEJO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *